martes, agosto 15, 2006

Desayuno por la tarde, amargo , tierno y esperanzador


Conocí a Andi Watson con el super-gato, el dueño y la futura en Peleas de Enamorados, y me divertí un buen rato.

Posteriormente he leido Sed de Noticias y Geisha, con lo que fuí de mas a menos en la obra de este personal creador de slice-off que he podido leer.

Y vuelvo a subir el nivel con la depresión de Rob en Desayuno por la tarde,
una obra que habla de las relaciones de pareja, de las relaciones humanas en el trabajo o con los amigos, pero que por encima de todo nos habla de unos jovenes cualquiera de nuestros días en un país ,(en este caso Gran Bretaña),
que perfectamente podría ser el nuestro.

La impotencia, la dejadez, la regresión a la adolescencia y el amargo cambio que se produce en la carcomida moral de Rob, incapaz de afrontar el reto de un nuevo inicio contrastan con la fuerza de Lou para mirar hacia adelante con esperanza y con amor.

¿Quien no ha sentido alguna vez el deseo de rendirse y dejar de lado el sistema por uno u otro motivo?
Ese sistema opresivo en el que no somos mas que números y producción, y en el que nuestro protagonista prefiere no volver a caminar prefiriendo los mundos fictícios que le produce su Playstation.

Pero siempre queda la esperanza en el corazón de los románticos...

Puntuacion: 7/10

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...