lunes, octubre 30, 2006

Adelgazar gracias a Dios

A pesar de ser una noticia publicada en el diario digital El País hace un par de meses, no puedo evitar mencionarla.

Se trata de adelgazar por la gracia divina.

Todo empezó en 1957, un pastor presbiteriano publicó algo que nos resulta verdaderamente gracioso, “Aleja tu peso con rezos”, el pastor afirmaba en esta publicación que la obesidad era pecado y que para poder adelgazar había que rezar, además de esta forma conseguías también la salvación.

Si como dicen, tenemos un grave problema de sobrepeso y obesidad en Europa, esto puede significar dos cosas, que no se reza lo suficiente o que hay un creciente número de ateos.

El nuevo método ha llegado a Europa, Weigh Down es una agencia que te proporciona lo necesario para que puedas adelgazar rezando, por unos 80 euros te dan la posibilidad de comer todo tipo de alimentos, sin necesidad de hacer ejercicio, pero siguiendo el programa que proporcionan. Al parecer tienen una gran cantidad de seguidores repartidos en nada menos que 30.000 centros en todo el mundo.

Increible.

1 comentario:

Julianillo dijo...

¡Vaya, vaya! con el cura ese. Los nuestros son mejores, pues guardan el cuarto: "ayunar después de jarto" y claro así es dificil perder peso y menos en la lonja de Barbate.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...