sábado, enero 20, 2007

China dispara un misil antisatélites y alarma a la comunidad internacional


La larga marcha de modernización militar acometida por el régimen comunista de China, seguida con especial inquietud por Estados Unidos, logró la semana pasada la gesta tecnológica de destruir uno de sus viejos satélites en órbita con el impacto de un misil balístico. El provocador experimento generó la protesta formal de la Administración Bush que esta vez cuenta con el respaldo de países como Canadá, Australia, Reino Unido, Japón y Corea del Sur. Todos preocupados porque la emergencia de China como potencia mundial se traduzca en la militarización del espacio.

De acuerdo a los detalles divulgados en exclusiva por la revista especializada 'Aviation Week & Space Technology', el ensayo tuvo lugar durante la tarde-noche del pasado 11 de enero e implicó el lanzamiento de un misil de alcance medio contra un anticuado satélite meteorológico 'Feng Yun"'(viento y nube) lanzado en 1999 y situado a unos 864 kilómetros sobre la superficie de nuestro planeta. Esta altitud está considerada como una baja órbita terrestre pero corresponde a una franja por donde se desplazan la mayoría de satélites comerciales y misiones tripuladas, además de la cota donde operan un buen número de satélites militares y de espionaje.

Durante la guerra fría, Estados Unidos y la Unión Soviética realizaron similares ensayos. Pero las dos superpotencias decidieron abandonar estas prácticas en parte porque generan enormes campos de deshechos espaciales amenazadores para otros satélites. La Administración Reagan realizó la última de estas pruebas en 1985. Análisis con modelos informáticos determinaron que el experimento chino podría haber creado una concentración de 300.000 piezas de residuos que tardará un cuarto de siglo en disiparse.

En un contexto de crecientes ansiedades en Washington sobre el poderío militar de China como subproducto no deseado de su portentosa expansión económica, el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca ha recalcado que «el desarrollo y ensayo de este tipo de armas es inconsistente con el espíritu de cooperación que Estados Unidos y China aspiran a desarrollar en el ámbito civil del espacio». Portavoces diplomáticos del régimen comunista chino declinaron, por el momento, hacer ninguna declaración.

China también protagonizó el año pasado intentos de iluminar con rayos láser basados en tierra al menos un satélite de Estados Unidos. La acción fue confirmada por la Oficina Nacional de Reconocimiento, agencia de inteligencia encargada de supervisar la flota de satélites de espionaje estadounidenses. El Pentágono considera que el régimen comunista chino está desarrollando un sistema de láseres específicamente diseñado para cegar o dañar satélites, siguiendo la pauta de un similar y secreto programa estadounidense.

Las preocupaciones generadas por estas amenazas con miedo a un 'Pearl Harbor en el espacio' llevó a la Administración Bush a promulgar el año pasado una nueva política espacial, en la que se insiste en presentar como decisiva la libertad de acción y acceso de EE UU al espacio. Reservándose el derecho de tomar cualquier acción necesaria para proteger sus intereses espaciales y prevenir que cualquier adversario utilice el espacio para actividades hostiles.

La divulgación del ensayo militar chino coincide justamente con una comparecencia parlamentaria de John Negroponte, coordinador de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos, señalando que Pekín está desarrollando sistemas cada vez más sofisticados para atacar portaaviones de Estados Unidos y bases del Pentágono en el Pacifico. De hecho, China viene invirtiendo significativos recursos en proyectos espaciales militares y civiles, habiéndose convertido en octubre de 2003 en la tercera nación -después de Rusia y Estados Unidos- que ha conseguido lanzar al espacio una misión tripulada.

Esta nueva capacidad militar de China ha puesto en alerta no sólo a diferentes gobiernos sino también a la industria de satélites comerciales, un negocio global con un valor estimado en 70.000 millones de euros y que viene acumulando un papel clave en telecomunicaciones y comercio. Un sector que abarca desde las trasmisiones de radio y televisión, hasta transacciones con tarjetas de crédito y cajeros automáticos.

Las sombras rojas se alargan sobre el imperio...

1 comentario:

jessica dijo...

Hello

I was looking for ways to Improve my Blog and also get more people to view it. While I was searching on Blogger I found your Blog. I know it does not have to do with getting traffic but I really enjoyed reading it, great job!! In fact I have my own Blog and I get a lot of free traffic from http://www.autosurfmonster.com , If I were you I would submit this Blog to them so thousands of others can see it for free. Well, I will add your Blog to my favorites and I look forward to all the updates.

Jessica

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...