martes, febrero 06, 2007

El Gobierno expropiará viñedos de Vega Sicilia para hacer una autovía


El trazado de una autovía ideada por Fomento con el visto bueno de Medio Ambiente pasa por encima de 60 hectáreas de estas dos bodegas de la Ribera del Duero, Vega Sicilia y Abadía Retuerta. Ambas consideran que se ha obviado el patrimonio cultural que representan sus vinos y han presentado una queja a la UE alegando daños medioambientales en la zona.

La autovía modificará el entorno y la calidad de los vinos, según el director de la empresa
En teoría, los suelos arcillosos, yesíferos y calizos de la Ribera del Duero no son los más propicios para el crecimiento de la vid. Sin embargo, las cepas de esta zona se han adaptado durante años a esos terrenos para sobrevivir. Son esas circunstancias las que han dado fama mundial a estos vinos, entre ellos los de la bodega Vega Sicilia, por cuyas botellas se han llegado a pagar 78.000 dólares (unos 65.000 euros) en una subasta.

El proyecto de esta autovía (A-11. Autovía del Duero) que ha recibido el visto bueno de los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente, consiste en un corredor de 70 kilómetros que conectaría al municipio castellanoleonés de Aranda de Duero con Valladolid mediante un desdoblamiento de la actual N-112, es decir, una carretera paralela a la nacional.

Este trazado, llamado Sur-Duplicación, pasa por los viñedos de unas doce bodegas que producen vino con denominación de origen Ribera del Duero. Dos de ellas, Vega Sicilia, propiedad de la empresa Eulen desde 1982, y Abadía Retuerta, de la farmacéutica Novartis, presentaron la semana pasada una queja ante la Comisión Europea por considerar que la Declaración de Impacto Ambiental elaborada por los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente infringe la Directiva Hábitats 92/43. Según los letrados de las dos bodegas, el informe, favorable al trazado Sur- Duplicación, no ha evaluado adecuadamente las repercusiones de la obra en los Lugares de Interés Comunitario (LIC) ni en la protección de la fauna de la zona, en particular las especies protegidas de lobos y murciélagos.

El Ministerio de Medio Ambiente asegura que la Declaración de Impacto Ambiental se ha elaborado teniendo en cuenta cuál de los trazados disponibles es el menos malo y señala que las especies protegidas estarán a salvo construyendo los pasos exigidos en toda construcción de este tipo. Jaime Alejandre, Director General de Calidad y Evaluación Ambiental explica que la otra opción, la llamada Norte-Centro, es 7 kilómetros más larga y también perjudica a otras viñas y tierras de las que vive mucha gente. "No se puede contentar a todo el mundo. Además, hay que señalar que se irán corrigiendo los posibles impactos medioambientales que se señalan en el estudio del ministerio", comenta.

La pérdida de tierras afecta de manera desigual a las dos bodegas que han presentado quejas a la UE. Abadía Retuerta considera que la expropiación de 46 hectáreas de las 210 que posee destruiría su negocio. Las 14 hectáreas que perdería Vega Sicilia no es lo que más preocupa a la empresa, según señala su director de Viticultura, Enrique Macías. "Nuestro vino se elabora con unas condiciones climáticas especiales que variarán con la barrera que supone la autovía en nuestros viñedos. Podremos seguir haciendo vino, pero no serán los Vega Sicilia que conocemos", concluye.

En fin, polemica habemus claro , ya que los habitantes de estas zonas que no viven del vino necesitan estas carreteras, y por lo visto son mas.

A ver como lo solucionan.

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...