martes, febrero 20, 2007

Euskadi registra el mayor crecimiento en 6 años y supera en un 25% la renta de la UE


Euskadi va bien. Mejor aún: va muy bien.

Éste es, al menos, el mensaje implícito que lanzó ayer la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, al repasar la radiografía de la economía vasca durante el pasado año. El crecimiento de la actividad se situó en el 4,2%, una cifra que se sitúa cuatro décimas por encima de la media española, que es 1,3 puntos más elevada que la del conjunto de la Unión Europea y que se sustentó sobre un fuerte dinamismo del consumo y la inversión, la sensible recuperación de la industria y una moderada desaceleración de la construcción, el sector estrella de los ejercicios precedentes.

Ese nivel de expansión es el mejor de los últimos seis años y fue posible gracias a la apreciable recuperación de las principales potencias de la UE, que son los mayores clientes de las exportaciones vascas.

Las previsiones para el presente ejercicio están en línea con las establecidas por todos los organismos internacionales. De confirmarse, el País Vasco afrontará una suave desaceleración, para acabar 2007 con un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) de en torno al 3,8% y una mejora del empleo del 2,3%. Ese buen comportamiento en la generación de puestos de trabajo, sin embargo, no será suficiente para cubrir el crecimiento de la población activa, por lo que la tasa de paro empeorará, aunque de forma casi marginal: la comunidad autónoma pasaría de un 4,1% -la media del último año- al 4,2%. Es decir, en una situación que los expertos consideran pleno empleo técnico al estar por debajo del listón del 5%.

Zenarruzabeitia se refirió a 2006 como un ejercicio «muy positivo» y destacó que es el decimotercero con crecimiento sostenido de la economía vasca. Este prolongado periodo de bonanza -añadió la vicelehendakari- «ha permitido cumplir los principales objetivos que nos habíamos propuesto: la convergencia económica con la UE; la convergencia en renta y también en empleo». Así las cosas, reconoció que el principal reto que se ha marcado el Gabinete de Juan José Ibarretxe en materia económica para los próximos años es conseguir acercarse a los principales países de la UE en investigación y desarrollo.

El saldo exterior, aunque ha experimentado una apreciable mejoría, sigue teniendo signo negativo. El pasado ejercicio, el computo de importaciones y exportaciones no sólo no aportó nada al impulso de la actividad, sino que detrajo 0,5 puntos del PIB, dos décimas menos que en 2005. Y no parece que vaya a mejorar lo más mínimo. A pesar de una ligera recuperación de las exportaciones, las previsiones para este año son similares, ya que también se prevé que reste 0,5 puntos.

El crecimiento en la industria se situó en el 4,8%, cuatro décimas más que en el año precedente, con algunos síntomas muy positivos. El fundamental, la recuperación del sector de producción de bienes de equipo, que es también el reflejo de una recuperación de las inversiones empresariales y de que los emprendedores observan el futuro con optimismo y apuestan por renovar sus equipos e incluso por incrementar su capacidad de producción.

En cuanto a la evolución del empleo, Zenarruzabeitia destacó que, al margen de la creación de 22.000 puestos de trabajo netos el pasado año, hay también otros elementos destacables. Entre ellos, la aceleración en la contratación de mujeres y también el impulso que se produjo en el segundo semestre en la conversión de contratos temporales a indefinidos, como consecuencia de las modificaciones legales.

Fuente:
elcorreodigital.com

Ojo al dato¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...