lunes, febrero 19, 2007

Un hombre mata en Toledo a su esposa, a su madre y a su hijo y luego se suicida

A estas alturas habreis oido ya esta tremenda noticia,pero para el que no sepa nada...

...Un hombre de 59 años mató en la madrugada de ayer con un hacha a su madre, esposa e hijo en la localidad toledana de El Real de San Vicente, y luego se desplazó a otra próxima, Talavera de la Reina, donde hirió a dos hijas, que no han fallecido, y se suicidó arrojándose por la ventana de un noveno piso. El supuesto agresor, Gregorio Ramos, se encargaba de toda la familia por sus problemas de salud, ya que la madre padecía alzheimer, su esposa tenía problemas en las piernas y dos de sus hijos sufrían depresiones, según explicaron vecinos de esta familia que era muy conocida en la zona.

La investigación del suceso comenzó a las siete de la mañana, cuando fue encontrado el cadáver de un hombre con signos de haber sido atropellado, en la calle Conde de Peromoro de Talavera de la Reina, aunque posteriormente se comprobó que en el noveno piso de un inmueble había una ventana rota.

Al acceder a la vivienda, los agentes encontraron a dos hijas del supuesto agresor, E.R.C., de 25, y M.R.C., 22 años, que estaban heridas. Las jóvenes fueron trasladadas inicialmente al Hospital Nuestra Señora de Prado, la menor con heridas de gravedad en el cuero cabelludo y posteriormente fue llevada al Virgen de la Salud de Toledo para ser intervenida, mientras que su hermana tiene también heridas en la cabeza, pero más leves. En el inmueble fue localizada un hacha que estaba rota, lo que puso ser determinante para que estas agresiones no provocaran la muerte de las hijas.

Cuando los agentes se desplazaron poco después al domicilio del hombre en El Real de San Vicente, situado en una calle aneja al cementerio del pueblo, descubrieron allí tres cadáveres, que se comprobó que eran de la mujer J.C.I., de 62 años; de la madre S.R.A., de 91 años y con problemas de alzheimer, y de un hijo del agresor D.R.C., de 27 años.

Los vecinos de El Real de San Vicente destacaron que no dan crédito a lo ocurrido puesto que el presunto parricida «llevaba toda la vida luchando por su familia», conocida como ‘‘los culebros’’, a la que trataba «muy bien» y con la que estaba volcado. Además, recordaron que éste también cuidó durante años a una hermana que tenía enferma, que murió el pasado verano y que dejó su vivienda a las otras dos hijas, heridas en este suceso.

Una de estas dos hijas, la mayor, también padece problemas depresivos, según añadieron los vecinos, que recordaron que el hombre estaba prejubilado, había sido conductor de autobús y era habitual verle haciendo la compra. Por su parte, el hijo había trabajado en una carnicería y en un taller de reparación, pero llevaba meses sin trabajar a consecuencia de las depresiones que padecía.

Tremendo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...