lunes, febrero 05, 2007

Un productor de pornografía ultima los detalles de un 'reality' para jóvenes castos cuyo premio será acostarse con Paris Hilton


Paris Hilton lo tiene cada vez más difícil para sorprender al personal, pero la rica heredera siempre consigue dar con una nueva fórmula para mantenerse como uno de los personajes más fascinantes del papel couché. Ha participado en un 'reality' campesino donde demostró que era la quintaesencia del pijerío, ha bailado en 'topless' en las fiestas más 'fashion', ha visto cómo sus ex novios aireaban vídeos caseros eróticos y ya son innumerables las veces que ha sido detenida por conducir ebria. ¿Se puede pedir más? Pues sí. En los últimos días, Paris ha vuelto a acaparar titulares de la prensa al saberse que Kevin Blatt, ex novio suyo y productor de cine porno, la ha requerido para su nuevo proyecto: un concurso en el que participarán jóvenes que quieren perder la virginidad y ella será el premio.

La idea de Blatt es que la joven y Jenna Jameson, una reina del cine para adultos, sean las encargadas de 'enseñar' los secretos de la seducción a los inexpertos chicos. Pero el apartado pedagógico no se limitará a las clases teóricas. Lo que realmente ha soliviantado a los sectores más conservadores de EE UU es que, el día de la gran final, el ganador se acostará con las chicas. No se ha explicado si con una o con ambas, lo que sin duda aturullaría al primerizo. De momento, ninguna de las dos ha confirmado su participación en el programa, que llevará el nombre de 'Virgin Territory' ('Territorio virgen'), pero tampoco lo han desmentido.

Entretanto, para no perder el tiempo mientras las chicas se lo piensan, Blatt ha iniciado ya la búsqueda de concursantes. En la página web del espacio (www.virginterritorytheshow.com), el productor hace un llamamiento a «chicos entre 18 y 34 años que no tengan experiencia sexual» y les invita a participar en el proceso de selección enviando tres fotos: una de cara, otra de cuerpo entero y su «imagen favorita». Es una incógnita cómo van a comprobar su virginidad, porque, salvo en casos muy extremos, no es el tipo de cosas que se puede averiguar escrutando una foto.

Otro de los misterios es cómo se las van a arreglar los organizadores para conseguir un cupo digno de participantes. «No es tan fácil encontrar vírgenes en Los Ángeles o Nueva York», lamenta Blatt. Al parecer, están en peligro de extinción, como los osos panda en China y los orangutanes en Borneo, así que quizá sea más fácil convencer a Paris y a Jenna que encontrar chicos aptos para el 'show'.

Independientemente de la decisión que tome, lo cierto es que Paris ya ha conseguido cubrir su cuota mensual de escándalos, también engrosada por el hallazgo en un guardamuebles de unos vídeos caseros suyos -se descubrieron cuando le embargaron sus bienes por no pagar, que ya tiene delito- donde aparece en plena actividad sexual, realizando quehaceres domésticos con una indumentaria escuetísima e incluso profiriendo comentarios racistas y homófobos. Claro que, seguramente, para cuando la gente lea esto ya habrá protagonizado alguna nueva polémica.

Via:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...