domingo, febrero 11, 2007

Una exposición permitirá a los admiradores de James Bond poner a prueba sus aptitudes


Leo en deia.com...

Una exposición londinense permitirá a los admiradores de James Bond poner a prueba sus aptitudes e, incluso, llevar a cabo su primera misión.

El programa de reclutamiento comienza desde el mismo momento en que el visitante entra, por una puerta camuflada, en la exposición, "una oportunidad para descubrir cómo sería ser agente secreto por un día", según Harry Ferguson, ex agente del MI6 y presentador del programa de la BBC "Espía".

Allí recibe una tarjeta especial que lo identifica como agente secreto en formación y que tendrá que conservar durante todo su entrenamiento, en el que comprobará, a través de unas pruebas, si su astucia, capacidad de observación, sigilo y coraje son suficientes para emular a 007.

¿Se atreve el aspirante a meter sus manos en unas extrañas cajas sin saber lo que hay dentro? ¿Tiene el suficiente pulso para coger una mecha de dinamita sin saber si va a detonar? ¿Es capaz de husmear a hurtadillas en una caja fuerte sin dejar pistas?

"El espionaje en el siglo XXI es un asunto muy serio, pero es también parte integrante de todas nuestras vidas", explicó Ferguson en la presentación de la exposición, orientada sobre todo a un público infantil y a aquellos adultos que no han perdido al niño que llevan dentro.

"Todos espiamos a los demás por una razón u otra, desde las grandes agencias y empresas hasta los niños a sus hermanos mayores", añadió.

Un buen espía debe saber qué equipamiento necesita en cada momento: qué debe utilizar, por ejemplo, si quiere ser identificado por otro agente secreto en un concurrido andén de metro o cómo puede pasar inadvertido.

La exposición, abierta hasta septiembre próximo en el Museo de la Ciencia de Londres, también pone a prueba las habilidades del candidato para identificar a un impostor en un interrogatorio, descodificar códigos secretos, disfrazarse para pasar desapercibido y hallar pistas en la basura de un sospechoso.

Superado el período de aprendizaje, el espía en formación llega a un centro tecnológico donde puede desde lograr una tarjeta de identidad falsa hasta conocer todo tipo de artilugios utilizados en el mundo del espionaje.

Algunos clásicos, como las gafas de visión nocturna, las cámaras ocultas en juguetes, los micrófonos ocultos o dedos falsos para burlar las pruebas de reconocimiento digital.

Y otros de última generación, como un lector de mensajes SMS borrados, cámaras sumergibles que pueden atarse a los delfines para conocer lo que ocurre en los océanos o una réplica de la piedra espía utilizada supuestamente por los agentes secretos británicos para espiar en Rusia.

Una vez pasadas las pruebas y puestos al día en las últimas novedades técnicas, los aprendices de espías pueden adentrarse en su primera misión: infiltrarse en una organización ficticia muy enigmática llamada Osteck.

Su objetivo final es un laboratorio para el espionaje del futuro, donde los aspirantes a 007 tendrán que lograr una información vital entre un alijo secreto de prototipos futuristas, desde una extraña pierna con superpoderes, un reloj medidor del estrés o una máscara que modifica el aspecto facial.

La consigna clave durante toda la operación es burlar las cámaras de seguridad y lograr escapar sin ser descubiertos. ¿Podrán hacerlo?

No me importaria participar¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...