jueves, abril 26, 2007

Enfermedad de la oficina


El área de Salud Laboral de Comisiones Obreras ha detectado en una empresa vizcaina asentada en Zornotza los tres primeros casos documentados en Euskadi de trabajadores afectados por lipoatrofia semicircular o enfermedad de la oficina . Fuentes de CC.OO. confirmaron a DEIA que tres empleadas de la empresa de transportes Azkar, que desarrollan su labor en un edificio de reciente creación que reúne las condiciones ambientales y técnicas para el desarrollo de esta dolencia -atmósfera seca y acumulación de electricidad estática-, han experimentado en los dos últimos meses uno de los síntomas propios de esta afección indolora, como es la pérdida de tejido graso en los muslos, que se manifiesta con pequeñas hendiduras circulares.

Una de las mujeres afectadas, según ha podido saber este periódico, pensó en dejar de hacer deporte, ya que se encontraba cansada y sin fuerzas en las piernas, aunque al comentar sus dolencias con las otras afectadas decidieron hablar con el comité de empresa. Por el momento, las tres empleadas continúan trabajando sin ningún problema, ya que si se elimina la causa que la produce, la lipoatrofia semicircular es reversible y no produce síntomas dolorosos. Aunque desde CC.OO. señalaron que si los síntomas empeoran quizás tengan que coger la baja laboral

El sindicato ha puesto los datos en conocimiento de Osalan para que lleve a cabo la investigación pertinente. Aunque para Comisiones Obreras, según indicó en una nota de prensa, estos casos reafirman "la necesidad" de "sacar a la luz" la existencia de enfermedades profesionales y el reconocimiento de las mismas por parte de las autoridades competentes, así como la "implicación del empresariado en volcarse en la prevención", en Los casos de barcelona.

Hasta el momento, el mayor número de afectados a nivel estatal se ha dado en Barcelona (alrededor de trescientos trabajadores, sobre todo de La Caixa, Gas Natural y Aguas de Barcelona) y en Valencia. Por ejemplo, en la sede social que Gas Natural tiene en la ciudad condal se habían detectado hasta el pasado mes de marzo 230 casos, de los que más del 90% estaban protagonizados por mujeres.

La hipótesis que ha cobrado más fuerza en las investigaciones realizadas a causa de todos los casos de lipoatrofia circular estudiados hasta el momento se relaciona con las descargas electroestáticas a través del escritorio. Por esta razón, el tejido atrofiado se localiza siempre de rodillas para arriba, en las zonas de las piernas que quedan bajo la mesa cerca de los cables eléctricos, como los muslos e incluso las caderas. Según los expertos, en el 95% de los casos es reversible.

Fuente:
deia.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...