miércoles, junio 06, 2007

Amelie se encanalla


Tautou asume que le van a preguntar por el personaje que cambió su vida, Amelie. Y es que, cada vez que viene a nuestro país, esta actriz francesa de expresivos ojos negros y maravillosa sonrisa tiene que hablar, quiera o no, del papel que le convirtió en heroína nacional. «Fue un regalo. Espero volver a hacer otra película así, porque gracias a 'Amelie' he podido hacer muchos otros filmes».

La menuda y delgadísima Tautou presentó ayer la comedia romántica 'Un engaño de lujo', de Pierre Salvadori, que llegará a las salas el 15 de junio avalada por los 15 millones de dólares que ha hecho en las taquillas galas. De hada de Montmartre a prostituta de lujo en la Costa Azul, de buena chica que quiere hacer felices a los demás a cazafortunas sin escrúpulo. «No sabía si me iba a encontrar a gusto en una comedia porque no he hecho muchas. Cuando te ponen esos maravillosos vestidos, te maquillan y te subes a unos tacones impresionantes ya tienes mucho hecho».

Tautou, que dio el salto a Hollywood con 'El código Da Vinci', se mete en la piel de una 'femme fatale' a la caza de multimillonarios que pueden ser sus abuelos. «No es una mala chica, no mata ni roba. Aunque debo ser la única, no la veo como una prostituta, sino como una enfermera a la que, eso sí, pagan con caros regalos. Lo que más me gustó es que estuviera tan lejos de mí, al menos hasta que empieza a ser humana».

La actriz calificó de «extraordinaria, pero muy dura» la experiencia de trabajar junto a Tom Hanks en 'El código da Vinci'. «Que Hollywood ofrezca a una actriz extranjera un papel interesante es difícil, porque yo hablo inglés con acento francés, lo que limita bastante». No tiene prisa por volver a filmar en Hollywood. «Sus estrellas pierden el anonimato, una parte de mi libertad a la que no quiere renunciar».

Tautou se meterá en la piel de Coco Chanel en su próxima película, sumándose así a las biografías fílmicas, últimamente muy de moda en el cine francés: Edith Piaf, François Mitterrand En su opinión, no es por una falta de ideas ni de buenos guiones en una cinematografía «en la que todavía hay películas de autor. El cine elistista no me gusta ni como actriz ni como espectadora, pero sí quiero hacer películas inteligentes».

Con ganas de recibir órdenes de Pedro Almodóvar y Julio Medem -«no sé ni una palabra de español»-, Tautou indicó no había hecho películas alimentícias. La dulce Amelie dijo que tenía muy claro que nunca haría cine porno.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...