jueves, junio 07, 2007

Borrar rastros.

Reniegan de su pasado pandillero haciéndose borrar los tatuajes de identificación.

En cinco sesiones de media hora, un salvadoreño ex miembro de una banda puede deshacerse de las marcas gracias a un programa financiado por la Unión Europea.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...