martes, junio 05, 2007

Detenido en Londres un ejecutivo bilbaíno que rompió a golpes el cráneo a su hija de dos años


Alberto Izaga, bilbaíno de 36 años, permanecía ayer en la cárcel del distrito londinense de Brixton y sometido a restricciones especiales bajo la ley de Salud Mental después de que la Policía de la capital británica le detuviera tras encontrar a su hija de dos años en un estado de extrema gravedad.

Izaga, formado en la Universidad de Deusto, era uno de los ejecutivos de origen español con más alto escalafón en la city financiera de Londres. Había llegado a ser el director internacional de Seguros de Vida y de Salud en Swiss Re, una de mayores empresa reaseguradoras del mundo. Trabajaba en la sede de la empresa, el rascacielos de Norman Foster conocido como 'el pepino'.

Tras recibir una llamada telefónica en la mañana del domingo, Miembros de Scotland Yard acudieron al piso en el que reside con su mujer, Licia Barbosa, natural de Cabo Verde, según medios británicos. El apartamento, valorado aproximadamente en 1,5 millones de euros, se encuentra en el Embarcadero de Albert, en la ribera del Támesis, frente al Parlamento.

Vecinos del bloque, en el que viven algunas personalidades británicas famosas y personas adineradas, oyeron hacia las ocho de la mañana del domingo, gritos de una niña y de una mujer, golpes y ruidos. Al entrar en el piso, los policías encontraron a la niña, Yanira, con hemorragias en oídos, nariz y boca. La pequeña fue llevada en una ambulancia al vecino hospital de Saint Thomas, donde su estado se considera de extrema gravedad y se mantiene su vida por medios artificiales. Según los médicos que le atienden en la sección de Pediatría, la niña sufre fracturas de cráneo y golpes en diversas partes del cuerpo.

Según el diario 'Mirror', que cita fuentes policiales, la niña habría interrumpido a los padres cuando mantenían una relación amorosa y desoyó las repetidas peticiones para que abandonara el cuarto. Izaga habría desencadenado entonces una furia incontrolada contra su hija.

Vecinos del lugar afirmaron que, tras la marcha de la ambulancia, la Policía llevó detenido a un hombre que estaba aún vestido con ropa interior. Scotland Yard obtuvo inmediatamente permiso judicial para 'seccionar' al detenido con cargo a la ley de Salud Mental de 1983. Esa expresión habitual en el argot legal británico se refiere al artículo 4 de la ley, que permite a las autoridades aplicar medidas de restricción o medicar a personas que presentan síntomas graves que podrían representar un peligro para su propia vida o la de otros.

El mismo diario 'Mirror' afirma que familiares de la niña habrían pasado las últimas horas discutiendo con los médicos la posibilidad de prescindir de métodos artificiales para mantenerla con vida.

Algunos medios británicos identifican al detenido como Alberto Velasco Izaga, pero consta como Alberto Izaga en la documentación de Swiss Re en su sede en Londres y también es conocido con ese nombre en su sede en Madrid. La compañía retiró ayer la documentación referida a Izaga en su página de Internet.

En un breve comunicado, Swiss Re manifestó su «profunda tristeza por la tragedia que afecta a la familia de Alberto Izaga, a quienes acompañamos con nuestros pensamientos», para añadir a continuación que «puesto que se trata de un asunto privado, no sería apropiado añadir ningún comentario».

Izaga había llegado a la firma, con sede en Zurich, el año pasado. Antes, había trabajado en General Electric, donde comenzó su carrera poco después de obtener la titulación de administración de empresas en la Universidad de Deusto, en 1994. Allí ascendió hasta encargarse de la dirección de seguros.

Como director de General Electric Solutions fue directamente responsable de la operación que en junio del pasado año desembocó en la adquisición de esta empresa por Swiss Re. Al poco tiempo, Izaga, responsable de la integración de las dos empresas, fue nombrado miembro del Consejo de Administración de Swiss Re.

Amigos de Izaga, consternados ayer por la noticia, manifestaban que esa posición, alcanzada con gran celeridad, le sometía a «una presión enorme», con viajes constantes, largas jornadas de trabajo y la necesidad «de tomar contínuamente decisiones y de acertar en todas».

Izaga es descrito como una persona jovial y afable, muy aficionado al deporte y que parecía soportar bien la presión. La noticia causó conmoción en los medios de la city financiera y fue reproducida por todo tipo de medios de comunicación, desde los especializados en finanzas hasta la prensa popular.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...