martes, junio 26, 2007

El gel antimedusas


Los seres humanos no tenemos la misma suerte que ‘Nemo’, un pez payaso capaz de nadar tranquilamente entre decenas de medusas. Las picaduras de estos animales se han convertido en el mayor problema que afecta a las playas, especialmente a las españolas, y los bañistas buscan desde hace años remedios más o menos eficaces para defenderse de los tentáculos urticantes de estos animales.

El remedio está en un gel descubierto por científicos israelíes y que ya se vende en farmacias de toda España. La crema ‘anti-medusas’ de ISDIN promete convertirse en uno de los artículos más solicitados del verano, especialmente teniendo en cuenta que los estudios realizados en la universidad de Stanford le otorgan un 85% de eficacia contra las picaduras de estas anémonas marinas.

El año pasado unos 60 millones de medusas llegaron a las playas españolas, y sólo la Cruz Roja atendió a unas 70.000 personas. En el mundo existen unas 8.000 especies de medusas identificadas, de las que 1.000 pueden resultar tóxicas para el hombre, entre ellas la avispa australiana de mar, capaz de matar a un hombre en minutos.

Pero las medusas 'patrias' son más inofensivas: habones, enrojecimiento e hinchazón son los síntomas más evidentes, y hasta ahora la única opción era utilizar cremas o productos a posteriori... Hasta que han dado con una fórmula que evita que la medusa pique.

El producto emula el sistema que utilizan los peces payaso, que se resguardan de los tentáculos de las anémonas marinas gracias a la protección natural de su piel. En la versión humana, el laboratorio utiliza un pláncton que paraliza los dardos urticantes de las medusas.

La crema ha sido probada con éxito en todas las especies más comunes del Mediterráneo. En el envase se citan las dos únicas especies con las que no se había probado: Physalia physalis y Chironex fleckeri, que dos de las especies mortales que existen "y para las que es difícil encontrar voluntarios para probar la crema", señaló un farmacéutico de la compañía.

El gel evita la picadura porque, por un lado, hace que los tentáculos de la medusa resbalen sobre la piel; además, desprende inhibidores que confunden los sensores de las células urticantes de la medusa y por último bloquea la comunicación entre éstos y las células y libera inhibidores que impiden el disparo de dardos urticantes.

Según explicó la bióloga María García, la crema "crea una película sobre la piel (gracias a los protectores solares que son altamente liposolubles) que hace que la persona no sea ‘atractiva’ para la medusa y no haga saltar sus mecanismos de defensa, provocando la salida del veneno".

Perfecto para protegerse de las plagas que amenazan este verano. En Almería ya han empezado a notar sus efectos, y estos días en las playas ondea la bandera amarilla, por la masiva presencia de estos animales, que se pueden ver en los 200 primeros metros del litoral.

Fuente:
elmundo.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...