sábado, junio 02, 2007

La falsa moneda del tesoro de Odyssey


Desde que la empresa estadounidense Odyssey anunció el descubrimiento de 500.000 monedas de plata circulan varias historias sobre el descubrimiento del pecio. Una de las más repetidas es la que cuenta que un operario del aeropuerto de Gibraltar consiguió fotografiar las preciadas piezas de plata poco antes de que los hombres de Odyssey las cargasen en un boeing 757 con destino a los Estados Unidos. Pues es falsa.

Lo que sí es verdad es la foto. Sólo que ésta no la hizo un operario de Gibraltar sino un fotógrafo profesional para una casa de coleccionistas llamada The Franklin Mint, con sede en Los Ángeles.

La imagen, que se puede observar en la web (http://franklinmint.com/newsmedia/) junto con otras fotografías del botín, muestra un Real de a Ocho procedente de un pecio español llamado El Cazador, hundido frente a las costas de Luisiana en el año 1784 y encontrado por un pescador en el año 1993. Es exactamente la misma foto que ha sido reproducida por varios medios de comunicación españoles como parte del botín encontrado por Odyssey.

Los dedos del tipo que sostiene la moneda pertenecen a Moshe Malamud, jefe de la casa de coleccionismo Franklin Mint que se hizo con el tesoro poco después. Puede ser que en el pecio hallado por Odyssey haya Reales de a Ocho con la efigie de Carlos III, pero desde luego, la moneda que aparece en la foto no pertenece al reciente hallazgo. La compañía aún no ha revelado de dónde proceden las 500.000 piezas de plata y oro encontradas.

Según cuenta la web de la casa de coleccionistas (http://www.franklinmint.com/ElCazador/index.html) donde fue extraída la fotografía, El Cazador se hundió misteriosamente en el año 1784 frente a las costas de Louisiana con un importante cargamento de monedas. Viajaba de Vera cruz a Nueva Orleans para tratar de estabilizar el débil sistema monetario de la que entonces era colonia española.

Tres siglos más tarde, las redes de un pescador de arrastre llamado Jerry Murphy cazaban las piezas de plata del fondo del mar. "¡Monedas, monedas!" gritó la tripulación. Había cientos de ellas. Fue uno de los mejores días del pescador. En la página web del Tesoro se le puede ver junto a su barco, casualmente llamado The Mistake (El Error).

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...