martes, junio 19, 2007

'Le coq', casi diez millones de euros por un gallo de Miró


Le coq (1940), del pintor surrealista español Joan Miró (1893-1983) se ha vendido en la casa de subastas Christie's de Londres por 9,78 millones de euros, el precio más alto jamás pagado por una obra de ese artista. El cuadro ha superado con creces su precio estimado, que los subastadores habían cifrado en un máximo de 6,6 millones de euros.

"Se trata de un récord mundial para el artista", ha confirmado una portavoz de Christie's, sin aportar dato alguno sobre el comprador. El lienzo de Miró ha pulverizado el anterior récord del maestro español, logrado en 2001 en la sede de Christie's en Nueva York por la obra Portrait de Mme K (1924), que se adjudicó entonces por 12,6 millones de dólares (9,5 millones de euros).

Miró pintó Le coq en Varengelli-sur-Mer, un pueblo de la costa de Normandía (Francia) donde se refugió Miró tras huir de la Guerra Civil Española (1936-1939) y donde permaneció hasta mayo de 1940. Marcada por ese tumultuoso periodo bélico, la obra muestra a un colorido gallo con un afilado pico abierto que denota un desafiante grito.

La urgencia pictórica del autor queda patente en la intensa pero limitada paleta de colores: el rojo vibra con el verde, mientras el negro, liberado de su tradicional función de contorno y sombra, hace de contrapeso perfecto. La tensión del cuadro se pone de manifiesto por el contraste entre el saturado amarillo de la tierra y el azul del cielo, mientras que la esperanza y el optimismo de Miró se hacen presentes en el armonioso equilibrio entre el blanco y el negro.

También del genio surrealista se ofreció al mejor postor Le vent (1924), una obra lírica ejecutada sobre papel "Ingres" en la que un bigote y un paraguas flotan sobre un hombre con sobrero, que se remató por algo más de 493.700 euros.

Otro de los protagonistas de la puja resultó el pintor francés Claude Monet (1840-1926). De Monet se subastó el cuadro Waterloo Bridge, temps couvert (1004) por 26,5 millones de euros, el "segundo mayor precio" pagado jamás por un trabajo de ese artista. Otro trabajo de Monet, Les arceaux de roses, Giverny (1913), una de las pinturas emblemáticas del famoso estanque de los nenúfares de su jardín con una rosaleda al fondo, se remató en 13,2 millones de euros.

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...