martes, junio 05, 2007

Paris de cera y al talego.


La estatua de cera de Paris Hilton, en el museo Madame Tussauds de Nueva York, fue vestida con uniforme de presidiaria ayer, día en que la heredera del imperio hotelero ingresó en prisión para pagar la pena de 45 días que se le impuso por incumplir la libertad provisional a la que fue condenada por conducir bebida.

De los flashes de la fiesta a la oscuridad de la cárcel. Paris Hilton, la rica heredera del imperio Hilton, ha comenzado a cumplir la condena de cárcel por conducir bajo los efectos del alcohol.

"Estoy lista para encarar las consecuencias de haber violado mi libertad condicional", ha comentado en un comunicado hecho público tras entregarse a la policía por sorpresa antes de la medianoche del domingo. "En las semanas pasadas he tenido bastante tiempo para pensar y darme cuenta que cometí algunos errores. Este es un punto importante en mi vida y necesito asumir las responsabilidades de mis actos", añade.

La entrada en la cárcel se ha producido pocas horas después de que Hilton acudiera a los premios MTV de cine. Ha sido su despedida, al menos durante unos días, de los focos de atención.

Paris permanecerá entre rejas menos tiempo de lo previsto: tan sólo 23 días, en lugar de los 45 iniciales. Los motivos: la buena conducta de la condenada, que además cumplirá la pena en una unidad para celebridades y prisioneras de alto perfil, separada de la población carcelaria común. La millonaria estadounidense ha recibido clases de kárate para protegerse en la cárcel tras haber recibido amenazas de muerte.

La llegada de la joven 'actriz' -de 26 años y aficionada a los escándalos- viene precedida por las críticas. Quejas, fundamentalmente, de las reclusas que ya están dentro del Century Regional Detention Facility, en Lynwood, quienes temen que Paris reciba un trato especial entre rejas. El centro sufre un grave problema de hacinamiento.

La policía arrestó a Paris Hilton en Hollywood el 7 de septiembre de 2006 por conducir borracha. Fue sentenciada a 36 meses de libertad provisional, a someterse a un curso para alcoholicos y ha sufragar una multasqyue rondaba los 1.500 dólares.
El 15 de enero volvió a ser detenida en California por conducir con el carné caducado. El 27 de febrero fue detenida una vez más por exceso de velocidad y conducir con las luces del vehículo apagadas, además de por violar la condicional.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...