martes, junio 12, 2007

Parque tematico en Euskadi con los arboles como protagonistas.


A muchos niños les gusta trepar a los árboles y emular a Tarzan. Quienes quieran llevar esa afición un paso más allá tendrán una oportunidad única a partir de julio con la apertura de 'Sopuerta abentura'. Con este nombre se presenta en la localidad encartada el primer parque de ocio del País Vasco que discurre exclusivamente en los árboles. En él se ofrecerán cuatro recorridos de diversa dificultad, en los que la agilidad y el equilibrio se pondrán a prueba sin tocar el suelo.

Tirolinas, lianas, redes y puentes de madera a diversas alturas son algunas de las atracciones con las que contará el parque. Los circuitos van desde el el amarillo, que se desarrolla a uno y dos metros de altura y está pensado para niños de entre cuatro y ocho años, hasta el rojo, donde algunas pruebas alcanzan los ocho metros. Para garantizar la seguridad de los participantes, éstos deben llevar en todo momento un casco y un arnés sujeto a un cable. También contarán con la supervisión de un monitor, que previamente les mostrará cómo deben realizarse las pruebas. Un terreno arbolado de 14.000 metros cuadrados en el cerro de San Cristóbal, junto al colegio San Viator, pone el marco a este proyecto de turismo activo.

A los árboles se podrá subir mediante peldaños incrustados en el propio tronco o utilizando una pared de escalada. Una vez en ellos comienza el recorrido, que puede tener una duración de hasta una hora. El horario de apertura va desde las diez de la mañana a las nueve de la noche en verano, cuando el centro abrirá sus puertas a diario. El resto del año, sólo los festivos y fines de semana, desde las 10.00 horas hasta que lo permita la luz. Además, planean ofrecer turnos especiales para algunas noches de luna llena, con el inigualable ambiente de la noche silvestre como telón de fondo.

Las atracciones colgantes no serán el único atractivo de 'Sopuerta abentura', que contará con un castillo hinchable y una cama elástica para amenizar los tiempos de espera. La zona también dispondrá de espacios habilitados para comer. En cuanto a los precios, varían de adultos a niños. La entrada de los primeros costará 14 euros para hora y media (dos recorridos) y 20 euros para tres horas. Los pequeños pagarán 10 y 14 euros, aunque también habrá descuentos para grupos.

La iniciativa de este centro de atracciones ha partido de una familia de Sopuerta. Nabar Ibarrondo, uno de los hermanos implicados en el proyecto, lleva dos años trabajando en él. «La idea la cogimos de un amigo que trabaja en un parque similar en Ávila, y que se encargará de instalar aquí las atracciones», afirma. En cuanto a la elección de los terrenos, no tuvieron muchas dificultades, ya que conocían la zona. «Nos pareció un sitio ideal porque está a un kilómetro del centro urbano y existe un amplio parking junto al parque», explica.

Aunque se muestra ambicioso, Nabar reconoce la dificultad del proyecto y afirma que de momento tendrá que dedicarse exclusivamente al buen funcionamiento del parque. Eso sí, no estará solo, ya que un monitor vigilará cada recorrido mientras haya gente en el centro. «Los especialistas enseñarán cómo ponerse el arnés y engancharse al cable de seguridad», agrega.

Al margen de los elementos de seguridad, no es necesaria ninguna preparación y cualquier persona sin problemas de movilidad puede acceder al parque, aunque se impondrá una altura mínima a los niños. «Tendrán que medir 1,10 metros para que puedan engancharse a las cuerdas», avisa. Todo el que cumpla estos sencillos requisitos podrá vivir una nueva aventura a partir de julio.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...