viernes, junio 15, 2007

San Mamés se queda pequeño, un dia menos para la final.


La respuesta de la afición está asegurada. San Mamés estará a reventar ante el Levante (17.00 horas) en el partido de la salvación rojiblanca, el más dramático que ha vivido nunca la entidad. Las taquillas se abren hoy a las 17.30 horas, pero las previsiones con las que trabajan los miembros de la comisión gestora es que les quiten de las manos las 3.000 localidades que salen a la venta. «Si tuviéramos el aforo del Camp Nou (98.000 personas), llenábamos seguro», indicó ayer a este periódico una fuente del equipo del gobierno de transición rojiblanco.

La expectación es tremenda. Las fuentes del club consultadas admiten que se encuentran desbordados por las peticiones de entradas para el partido. «Es una locura. Los teléfonos no dejan de sonar en Ibaigane con aficionados interesándose por la posibilidad de que se le reserven entradas. Nunca tantas personas se habían dirigido en un partido al club para pedir que se les garanticen localidades», relató ayer una fuente del club. Con 34.373 socios y un aforo de 40.000 espectadores, el club pone a la venta en cada partido en torno a las 3.000 localidades.

La demanda ha llegado a tal punto que la Comisión Gestora ha advertido a los empleados del club que se olviden de contar con las entradas que necesiten, como sucede casi todas las semanas. Hasta ahora, el procedimiento habitual es que si uno de ellos pide que se le guarden localidades, se le reservan siempre que sean de pago. Esta vez hay restricciones, de hasta un cincuenta por ciento en muchos casos.

A la Agrupación de Peñas le ha sucedido lo mismo. El club le garantiza habitualmente todas las localidades que pida para repartir entre sus asociaciones afiliadas. Pero aquí también hay rebaja. «Nos han advertido desde Ibaigane que no van a poder atender nuestra petición», lamentó ayer Aitor Pereira, presidente de esta organización. El modo de funcionamiento entre el club y las peñas es que se atienden sus reclamaciones siempre que se envíen el lunes y se retiren el viernes.

Los peñistas han demandado en esta ocasión 250 localidades, la cifra más alta de la campaña. Por buscar una comparación cercana, en el partido ante el Mallorca pidieron cien, que les fueron vendidas sin ningún problema, pero lo habitual es que les valga con alrededor de 60 por partido. «No tener las 250 entradas es un problemón porque nos han reclamado entradas desde 46 peñas asociadas a la agrupación», lamentó Pereira.

La demanda llega a tal punto que la reventa ha comenzado a funcionar. Ayer mismo había algunos carteles en San Mamés ofreciendo localidades. Este periódico se puso en contacto con uno de esos mediadores, que pidió 150 euros por una localidad de tribuna este alta, prácticamente el triple de su precio, 55 euros.

Las taquillas se abren hoy a las 17.30 horas, pero el club se prepara para una avalancha de aficionados, al punto de que ayer mismo se colocó el sistema de vallado para encauzar las colas, que comenzaron por la noche. Pasadas las seis de la tarde aparecieron los primeros seguidores en busca de sus localidades. A esta media docena de pioneros les quedaban por delante 24 horas de espera.

Las localidades cuestan entre los 65 euros de la tribuna principal a los 28 de las preferencias norte y sur, con 10 euros para los niños. Pese a ello, habrá lleno. Nada que ver desde luego con la forma en la que el Celta pondrá a reventar Balaídos ante el Getafe, tras verse obligado a incentivar la asistencia con entradas a dos euros.

Los hinchas rojiblancos se encuentran muy excitados de cara al partido. La Agrupación de Peñas les ha pedido que centenares de ellos se presenten a las 15.30 horas en la calle Pichichi para animar al equipo cuando llegue en autobús desde Lezama a San Mamés. «Necesitamos el apoyo de todos en este partido», pidió ayer Pereira. Su criterio es que ante la importancia del encuentro «es necesario que en el campo haya un ambiente tremendo. Hay que animar desde horas antes porque lo que no podemos hacer es llegar cinco minutos antes del partido a San Mamés. Debemos demostrar que todos estamos con el equipo, aunque luego al acabar el partido cada uno se manifieste como quiera».

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...