miércoles, junio 13, 2007

Spurs - Cavs : 3-0


Una gran defensa ha vuelto a ser clave en la victoria de los Spurs de San Antonio ante los Cavaliers de Cleveland por 75-72, en el tercer partido de la final de la Conferencia Este que ahora dominan con un parcial de 3-0.

El cuarto partido de la serie -al mejor de siete- se disputará el próximo jueves en el mismo escenario del Quicken Loans Arena de Cleveland. Ningún equipo en la historia de la NBA ha conseguido remontar una desventaja de 3-0. Los Spurs buscarán, de pasar a la gran final, su tercer título en los últimos cinco años.

Como sucedió en el primer partido, sólo la defensa hizo posible el triunfo de los Spurs, al dejar a los Cavaliers con un 36,7% de acierto en los tiros de campo. A pesar que el alero estrella del equipo de Cleveland, LeBron James, consiguió 25 puntos (los mismos que en el segundo partido), ocho rebotes y cuatro asistencias, su equipo nunca pudo con la defensa de los Spurs.

El encuentro no se decidió hasta los últimos cinco segundos del tiempo reglamentario, cuando el escolta argentino Manu Ginóbili, tras una de sus peores actuaciones desde que llegó a la NBA, logró dos puntos desde la línea de personal que pusieron en el marcador el definitivo 75-72.

En una de sus peores actuaciones desde que llegó a la NBA, Ginóbili (que jugó 27 minutos) falló los siete tiros que hizo a canasta -incluidos tres triples- y anotó 3 de 4 desde la línea de personal, dio cinco asistencias y capturó cuatro rebotes. El base Tony Parker, con 17 tantos, fue de nuevo el líder en el ataque de los Spurs, en los que también destacó el alero Tim Duncan, con 14 tantos, nueve rebotes, tres asistencias, dos recuperaciones de balón y dos tapones.

El alero Bruce Bowen se convirtió en la gran sorpresa del partido, al conseguir 13 puntos, nueve rebotes y una recuperación de balón. Bowen, el tercer jugador que logró doble dígitos por los Spurs (que tuvieron un 41,2% de acierto en los tiros de campo), no sólo hizo una gran defensa, sino que además fue el jugador decisivo en el ataque de su equipo al conseguir cuatro triples de los cinco que intentó y contrarrestar así la mala noche de Ginóbili.

Junto a James, que juega su primera fase final de la NBA como profesional (igual que su equipo en sus 37 años de historia), el alero Drew Gooden aportó 13 puntos y 12 rebotes antes de ser eliminado tras cometer seis faltas personales. El escolta serbio Sasha Pavlovic logró 13 puntos y el pívot lituano Zydrunas Ilgauskas sumó otros 12 y 18 rebotes, completando la lista de cuatro jugadores que anotaron en doble dígitos.

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...