jueves, junio 21, 2007

Un ambicioso plan de choque reducirá a la mitad la pobreza en Euskadi


Si no eliminar la pobreza por completo, al menos reducirla a niveles por debajo de la media europea. Ese es el objetivo principal que se plantea el Gobierno vasco en los próximos dos años en materia de inclusión social. La meta es que para 2009 se haya podido rebajar a menos del 3% de la población vasca el índice de personas afectadas por alguna forma de pobreza, cuando en este momentos alrededor de 110.000 vascos (45.000 hogares, el 5,2% de la población) estan aquejados por la exclusión social.

Estos son algunos de los objetivos adelantados ayer por el Gobierno vasco tras la aprobación en Consejo de Gobierno del Plan Interinstitucional de Inclusión Social 2007-2009, que tiene en el empleo la principal herramienta de la inserción social y se fija especialmente en medidas para contrarrestar la mayor incidencia de la pobreza en las mujeres.

bajos salarios Es especialmente este colectivo el más afectado por esta lacra, que se da cinco veces más en personas dependientes de una mujer que de un hombre. Además, el riesgo de pobreza entre familias monoparentales ha pasado del 6,4% al 11,3% y es mucho más frecuente en las tres capitales de la CAV que en el resto del territorio. No se le escapa al Gobierno vasco en su diagnóstico que a todo ello contribuyen los bajos salarios y el "deterioro de la capacidad protectora del empleo". De hecho los bajos salarios "suponen un problema" para casi 14 de cada cien familias vascas, según reconoce el propio Ejecutivo.

El consejero de Justicia y Empleo, Joseba Azkarraga, explicó ayer las directrices del plan, que tendrá un presupuesto de 880 millones de euros e repartir en tres años.

En su aplicación participarán los departamentos de Sanidad, Vivienda, Educación y Justicia y Empleo, y entre las partidas más importantes, destacan los 596,5 millones de euros destinados para la Renta Básica, los 100,5 para complemento de vivienda y los 63,8 millones para las Ayudas de Emergencia Social (AES). Éstas últimas reforzarán su carácter asistencial y temporal.

pobreza severa Según el consejero de Empleo, los estudios de seguimiento realizados con grupos de personas en situación o riesgo de exclusión ponen de manifiesto que se está operando un avance lento pero constante hacia la inserción. Señaló asimismo que la tasa de pobreza grave o severa tiene una incidencia del 3,7% de la población vasca, frente al 7% del Estado español, y por debajo de la mayor parte de los países europeos.

Una de la novedades de este plan es el establecimiento de una Prestación Complementaria de Vivienda destinada a las personas titulares de Renta Básica que presenten y acrediten la necesidad de cubrir, con carácter periódico, gastos de vivienda de alquiler o gastos derivados de intereses y de amortización de créditos contraídos para la adquisición de la vivienda.

Esta partida, de un millón de euros para este año, será de 47,6 millones para el año que viene y de 51,9 en 2009. Por contra, se reforzará el carácter asistencial original y temporal de las Ayudas de Emergencia Social, con una progresiva disminución de la partida, que pasará de los 31,5 millones de este años a los 16,5 de dentro de dos años. Ya que el eje vertebrador del plan consiste en lograr la mayor inserción laboral, se establece el impulso de protocolos de colaboración entre los servicios sociales de base y Lanbide e INE.

Para el próximo año está prevista la progresiva universalización de la Renta Básica. Para ello, se redefinirán las unidades de convivencia perceptoras de Renta Básica para dar a los pensionistas la consideración de unidades convivenciales independientes y poder incrementarles, de esta forma, la cuantía hasta equipararla al 100% del Salario Mínimo Interprofesional.

Fuente:
deia.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...