jueves, julio 12, 2007

Batalla final


La batalla final se libra hoy en las urnas. 33.099 personas tienen en su mano una decisión que marcará el futuro del Athletic y su ansiado cambio de rumbo, guiado por un nuevo presidente, el trigésimo de la historia del club rojiblanco. La pelota está en su tejado. Y los candidatos, que así lo han entendido, están dispuestos a enterrar el hacha de guerra para dejar paso a las papeletas. Los puñales que han volado en la recta final de la campaña volverán a guardarse a partir de hoy mismo en pro de la recuperación deportiva e institucional de esta entidad.

El compromiso de unidad de los tres aspirantes es público. Hasta el punto que ayer llegaron a prometer una rueda de prensa conjunta para después de los comicios a fin de transmitir un mensaje conciliador tras una comida que tienen prevista. Se celebrará sea quien sea el vencedor. Por el momento, el grado de crispación y el tono de los debates se suavizaron durante el último día de campaña. Ya está todo dicho. Ahora les toca decidir a los socios y socias.

Son tres las alternativas. Juan Carlos Ercoreca (empresario, 47 años), Fernando García Macua (abogado, 43 años) y Javier González (empresario, 44 años). Las encuestas colocan al abogado bilbaíno como principal favorito con una notable distancia. De cumplirse los pronósticos, el pasado del ex vicepresidente y la escasa proyección pública del ex agente de futbolistas habrían sido unos lastres demasiado pesados como para desbancar al candidato con mayor apoyo social y empresarial de esta contienda electoral. Los nombres avanzados en el terreno de los fichajes tendrán algo que ver a buen seguro en el veredicto definitivo. Hay que recuperar la ilusión.

Los esfuerzos de los tres candidatos por devolver la dignidad a la figura del futuro presidente rojiblanco no son gratuitos. Los dos últimos años han supuesto un gravísimo descrédito para el ocupante de la poltrona de Ibaigane, que incluso llegó a abandonar su puesto tras un plebiscito de la grada. Fue el caso de Fernando Lamikiz. Su relevo, Ana Urkijo, no contó con demasiado respaldo -tal vez por tratarse de una presidenta no electa-, pero sí consiguió una mayor estabilidad en la entidad. Eso sí, sólo lo logró al fijar una fecha para las elecciones anticipadas.

El descontento de la masa social, dadas las circunstancias tanto deportivas como institucionales, era y sigue siendo evidente. Y se prevé que éste quede retratado durante la celebración de los comicios de hoy. Los sondeos, los mismos que sitúan como ganador a García Macua, vaticinan un importante auge del voto en blanco con respecto a las cifras habituales. Alrededor de un ocho por ciento manifestaría así su disconformidad con la oferta de los tres aspirantes, más del doble que en 2004.

Cerca de la mitad de los socios, además, se volverá a quedar en su casa durante la cita electoral. Y de los que irán, una buena parte seguía indecisa a principios de esta misma semana. Una prueba más de que las opciones no convencen del todo al socio.

El reto a partir de mañana es conseguir una mayor adhesión de la afición con respecto a la junta directiva entrante, así como la alimentación de un respeto y admiración mutuos. Empieza una nueva etapa en el club y su bandera tiene que ser la de la unidad entre todos los componentes de esta gran familia rojiblanca.

Fuente:
mundodeportivo.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...