lunes, julio 16, 2007

Brasil arrolla a Argentina


Brasil se impuso por 3-0 a Argentina y levantó su octava Copa América merced a los tantos logrados por Baptista, Ayala (en propia puerta) y Daniel Alves ante un combinado albiceleste que se vió neutralizado por el perfecto partido táctico desempeñado por los hombres de Dunga. Brasil empleo la premisa italiana de buena defensa y máxima eficacia para arrollar a su rival, que nunca se encontró con opciones reales de remontar el encuentro.

Un tempranero tanto del madridista Julio Baptista, cuando aún los dos equipos se mentalizaban del importante partido, puso de cara el encuentro para los cariocas. A partir de ahí, Argentina pudo igualar el marcador con sendas oportunidades de Riquelme repelidas por el palo, en primera ocasión, y por el guardameta brasileño Doni, en segunda instancia. Después, un gol en propia puerta de Ayala, justo antes del descanso, y un tercer gol de Alves, mediada la segunda parte, sentenciaron la final del lado de la 'canarinha'.

El combinado dirigido por Dunga salió mucho más 'enchufado' al verde de Maracaibo. Y sólo hicieron falta cuatro minutos para comprobarlo. Los que tardó Baptista en bajar un balón dentro del área, cargar la pierna, y poner el balón en las redes ante la permisividad de Ayala y la mala colocación de Abbondanzieri. A partir de ahí, Argentina trató de coger la batuta del juego y llevar la iniciativa pero los brasileños tenían muy bien aprendido el encuentro: presionar la salida del balón rival y parar a sus hombres más peligrosos a base de faltas, ya sea Riquelme, Messi, Aimar...

Precisamente Riquelme dispuso de dos ocasiones de gol, las únicas de la albiceleste en todo el partido, para poner el empate en el marcador, pero primero el palo, y luego Doni, con una espectacular estirada, impideron la igualada argentina. Brasil se mantuvo en sus trece: defender con todo y esperar el despiste rival para salir como auténticas 'balas' a la contra. Fruto de uno de esos contraataques llegó el segundo tanto carioca. Un centro desde la banda derecha fue introducido por Ayala en su propia portería en su afán por despejar el balón: 2-0 y al vestuario con una gran sensación de frustración.

La segunda mitad fue un calco de la primera: contraataques brasileños y constantes interrupciones en los ataques de la albiceleste. A buen seguro Riquelme nunca dispuso en un partido de tantas faltas y obtuvo tan poco resultado. Cerca de 30 jugadas a balón parado, entre saques de esquina y libre indirectos y directos, fueron ejecutadas por el medio argentino sin obtener recompensa.

El tercer tanto, mediada la segunda mitad, ratificaba un hecho que ya se veía con el 2-0: Brasil conquista su octava Copa América. Y fue otro conocido de nuestra liga, Daniel Alves, el que culminó un contraataques de esos que se denominan de 'libro'. El sevillista, que salió en la primera mitad por lesión de Elano, fue un auténtico puñal por banda derecha.

Poco pudo hacer Basile, que dio entrada a Aimar y Lucho González, y poco pudieron hacer los Messi, Riquelme y compañía ante un equipo muy disciplinado y efectivo que tiró del más puro estilo italiano para alzarse con el título suramericano. Ni siquiera un tanto de Messi legal, que fue anulado por supuesto fuera de juego, habría servido para que la 'canarinha' de Dunga no lograra la victoria en el estadio de Maracaibo.

Fuente:
marca.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...