domingo, julio 15, 2007

Detenidos dos adolescentes estadounidenses por preparar un ataque con explosivos contra su escuela


El 20 de abril de 1999 15 alumnos de la escuela de Columbine murieron tiroteados por dos de sus compañeros. Este mismo año tuvo lugar un suceso parecido, también en EE UU, cuando un estudiante de la Universidad de Virginia mató a 32 personas a sangre fría. Hoy, la actuación de la policía estadounidense ha permitido que no se repita una masacre como alguna de las anteriores con la detención de dos adolescentes que preparaban un ataque con explosivos contra su instituto, cerca de Nueva York.

Los jóvenes, de 15 y 17 años, planeaban lanzar "un ataque terrorista" en su colegio, en el condado neoyorquino de Suffolk, informa hoy The New York Times, que asegura que los menores tenían incluso una "lista de objetivos" con nombres de estudiantes. Los adolescentes pretendían llevar a cabo su ataque en abril del año que viene, en coincidencia con el noveno aniversario de la matanza de la escuela Columbine.

El complot ha sido descubierto después de que un cliente de un restaurante de comida rápida encontrara en el aparcamiento un diario con detalles del ataque y lo entregara a la policía. Los dos detenidos trabajaban en el local.

Según la policía, el documento manuscrito incluía "numerosas amenazas terroristas y planes para atacar" el instituto Connetquot, de la localidad de Bohemia, con armas y explosivos de fabricación artesanal el 20 de abril de 2008, en el noveno aniversario de la matanza de Columbine, en la que dos estudiantes mataron a 12 estudiantes y un profesor de su escuela antes de suicidarse.

El texto fue escrito por el menor de los dos detenidos, considerado el "cerebro" de la conspiración, que, según la policía, había adquirido varias armas, incluido un rifle automático y material para fabricar explosivos, a través de Internet.

En el diario, el menor de los detenidos señala que tenía intención de iniciar "una cadena terrorista en todo el mundo que pasará a la historia. Perfecto", según publican hoy varios medios de comunicación estadounidenses. Tanto el joven de 15 años, suspendido del colegio anteriormente por amenazas, como el de 17 han sido acusados de un delito menor de conspiración para un ataque terrorista, castigado con hasta un año de cárcel.

El abogado de Michael McDonough, el chico de 17 años, Robert Flick, ha indicado hoy que su cliente "casi no tiene nada que ver" en los hechos, mientras que su padre, del que no se ha ofrecido su nombre de pila, ha revelado que su hijo sigue tratamiento psiquiátrico.

En declaraciones publicadas hoy, los compañeros de ambos han indicado que los dos estudiantes "no tenían nunca miedo a nada". "Realmente no temen a nada y eso da miedo", ha dicho Joseph

Welischar, conocido de ambos. Por último, y en referencia al joven de 17 años, ha subrayado que siempre "hacía cosas en clase para ser el centro de atención. Se reía de todo el mundo, y en el fondo no le gustaba estar con gente".

El juez que lleva el caso ha ordenado una evaluación médico-psiquiátrica de ambos durante dos semanas.

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...