domingo, julio 22, 2007

Nuevas 7 Maravillas del Mundo II : La Gran Muralla China

Siguiendo con el repaso a las nuevas 7 Maravillas he aqui lo que nos cuenta la Wikipedia de La Gran Muralla China...



La Gran Muralla China (chino tradicional: 長城, chino simplificado: 长城, pinyin: Cháng Chéng, "Larga fortaleza") es una antigua fortificación china construida para proteger el imperio de China desde el siglo III adC de los ataques de los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria. El principal propósito del muro no era impedir que fuera atravesado, sino más bien impedir que los invasores trajeran caballerías con ellos.

La muralla es extraordinariamente larga, con 7.300 km de este a oeste, desde el paso de Shanghai, cerca de Bohai (Golfo de Zhili) hasta el Paso de Jiayu (en la actual provincia de Gansu). Sin contar sus ramificaciones y construcciones secundarias, cubre 6.400 km desde la frontera con Corea al borde del río Yalu hasta el desierto de Gobi, cruzando siete provincias.

La Gran Muralla está formada por una serie de murallas construidas y reconstruidas por diferentes dinastías durante más de 1.000 años.

El día 7/7/2007 la muralla china fue nombrada como una de las ganadoras en la lista de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, una iniciativa privada sin el apoyo de la UNESCO.

La muralla tiene sus orígenes en secciones que se construyeron en determinadas zonas estratégicas durante el periodo de los Reinos Combatientes (480-221 adC). Más tarde, durante el reinado del Primer Emperador de la dinastía Qin, de corta duración, se unificaron estas secciones para formar una sola muralla. Así, no se construyó toda de una vez, sino más bien por partes que se han ido uniendo a través de un período de aproximadamente mil años. Alcanzó su mayor extensión bajo la dinastía Ming. El 07 de Julio de 2007 fue nombrada como una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno

A continuación desglosamos las cuatro grandes renovaciones en su construcción, según la dinastía.

La renovación de la dinastía Qin del 221 adC al 204 adC
El primer emperador de China, Qin Shi Huang, restauró y unió las murallas antiguas con el fin de proteger su recién formado imperio de los ataques de los nómadas. Durante este periodo, su edificación generó un gran descontento entre los campesinos, debido a su coste tanto en términos económicos como humanos (ver leyenda sobre Meng Tiang). Tras la caída de la dinastía Qin, la Gran Muralla fue sometida a años de abandono, lo cual debilitó las fronteras del norte del imperio.

La renovación de la dinastía Han entre 206 adC y 221
Con la llegada de los Han, el imperio se expandió hacia el oeste y se restauró lo que quedaba de la muralla, además de extenderla a través del Desierto de Gobi. Se colocaron torres de vigilancia que se comunicaban entre ellas con señales de humo para informar de posibles invasiones.

La renovación del Período de las cinco dinastías y los diez reinos del 907 al 960
La renovación por la Dinastía Ming desde 1368 hasta 1644 [editar]Fueron los que más ampliaron la muralla. La gran muralla de la dinastía Ming se inicia en el extremo este, en el paso de Shanghai (山海关 shān hǎi guān), Qinhuangdao, en Hebei, provincia cercana al golfo de Bohai. Atraviesa nueve provincias 100 condados, para terminar en el extremo oeste en el paso de Jiayu (嘉峪关 jiā yù guān), en la provincia de Gansu, al noroeste. El paso de Jiayu era la puerta para la ruta de la seda. Si bien la muralla termina en el paso de Jiayu, a partir de allí siguen torres de vigilancia (烽火台 fēng huǒ tái) por toda la ruta de la seda.

Una vez, los manchúes cruzaron la muralla convenciendo al general Wu Sangui para que les dejara atravesar en el paso de Shanghai. La leyenda dice que las tropas tardaron tres días en pasar. Una vez conquistada China, la muralla dejó de tener utilidad estratégica, dado que aquellos de quienes se quería proteger a China eran ahora los gobernantes, convirtiéndose en la Dinastía Qing.

Durante su construcción los obreros estaban a merced de bandas de asaltantes y muchos murieron en esa construcción, de manera que la muralla es a veces llamada el cementerio más largo del mundo.

Principales puertas
«Primera puerta bajo el cielo», en reparación.Las puertas más importantes (關口 simplificado: 关口) incluyen:

Paso Shanghai (山海關)
Paso Juyong (居庸關)
Paso Niángzi (娘子關)

Las partes de la muralla más visitadas por los turistas se han mantenido en buen estado o han sido reparadas, pero en muchas partes la muralla ha sido descuidada, sirviendo como zona de juego para los habitantes o como fuente de piedras para la reconstrucción de casas y calles. Algunas secciones de la muralla también están cubiertas de graffiti. Otras partes han sido voluntariamente destruidas por impedir el paso a nuevas vías de comunicación. De hecho, se calcula que aproximadamente un treinta por ciento de la muralla construida durante la Dinastía Ming se mantiene en pie.

En este contexto surge la Asociación Gran Muralla China, cuyo objetivo es la preservación de la muralla, monumento que en 1987 fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por otro lado, el 1 de diciembre de 2006 entró en vigor una normativa que prohíbe pintar graffitis, llevarse tierra o ladrillos de la Gran Muralla, sembrar árboles, utilizar vehículos en la muralla o construir o tallar en la muralla. Asimismo, se prohíbe organizar actividades no abiertas a los turistas. Se sancionarán dichas actividades con multas tanto a individuos como a instituciones que violen estas normas. En Pekín ya se había legislado desde agosto de 2003 a favor de la muralla prohibiendo la visita de partes no preservadas de la gran muralla o partes no abiertas al público.

Torres de vigilancia y cuarteles
Torre de vigilancia cerca de PekínLa muralla se interrumpe en algunos puntos para dar lugar a puntos de defensa, a los cuales los soldados podían retroceder de ser necesario. Cada torre tiene escaleras únicas y de acceso difícil de manera que confunda al enemigo. Los cuarteles y los centros administrativos fueron ubicados a mayores distancias.

Defensa de la muralla
Además de las armas usuales de la época, se desarrollaron armas especializadas para la defensa de la muralla, las cuales fueron reproducidas y se muestran en la muralla.


Materiales
Los materiales usados son aquellos disponibles en los alrededores de la construcción. Cerca de Pekín se utilizó piedra caliza. En otros sitios se utilizó granito o ladrillo cocido. Básicamente, era una larga tapia de arcilla y arena, cubierta con varias paredes de ladrillo. Eso la hizo muy resistente a los impactos de armas de asedio.


Reconocimiento (desde el espacio)
El libro de Richard Halliburton, Second Book of Marvels, publicado en 1938, afirmaba que la Gran Muralla China es la única construcción humana visible desde la Luna, y la publicación de Ripley Aunque usted no lo crea de la misma década, aseguraba algo parecido. Esta creencia ha persistido, y ha adquirido un estatus de leyenda urbana, e incluso se ha incluido en libros escolares. Arthur Waldron, autor de la historia más fiable de la Gran Muralla, ha especulado que la creencia puede provenir de la fascinación con los "canales" que se creía que existían en Marte. (La lógica era simple: si los terrícolas podían ver los canales de Marte, entonces los marcianos podrían ver la Gran Muralla)

De hecho, la Gran Muralla tiene únicamente pocos metros de ancho -de un tamaño aproximado al de las pistas de carreteras y aeropuertos- y es casi del mismo color que el suelo que la rodea. No es posible verla desde la distancia de la Luna, y mucho menos desde Marte. Si la Gran Muralla fuera visible desde la Luna, sería fácil verla desde la órbita terrestre, pero desde ahi es apenas visible y únicamente bajo condiciones climáticas perfectas. No es más visible que otras construcciones humanas.

El Astronauta William Pogue pensó que la había visto desde el Skylab, pero descubrió que de hecho miraba al Gran Canal de China, cerca de Beijing. Pudo ver la Gran Muralla con binoculares, y concluyó que "no era visible a simple vista". El senador Jake Garn afirmó que pudo ver la Gran Muralla sin ayuda de binoculares desde la orbita de un transbordador espacial en los 80, pero su afirmación ha sido puesta en duda por varios astronautas norteamericanos. El astronauta Chino Yang Liwei dijo que no pudo verla en absoluto.

El astronauta veterano Gene Cernan dijo: "En una órbita terrestre de 160km a 320 km, la Gran Muralla de China es, ciertamente, visible a simple vista" Ed Lu, oficial de la Expedition 7 Science de la Estación Espacial Internacional añadió que la muralla "es menos visible que muchos otros objetos. Y tienes que saber hacia dónde mirar"

Neil Armstrong afirmó: "No creo que, por lo menos con mis ojos, hubiera alguna construcción humana visible para mí. No he conocido a nadie que me haya dicho que han visto la Muralla China desde la órbita Terrestre. Le he preguntado a mucha gente, particularmente a gente del transbordador, que han orbitado varias veces sobre China durante el día, y aquellos con los que he hablado no la han visto"

Leroy Chiao, un astronauta chino-norteamericano, tomó una fotografía desde la Estación Espacial Internacional que muestra la Muralla. Era tan indistinta que el fotógrafo no estaba seguro de haberla capturado. Basado en la fotografía, el periódico oficial Chino concluyó que "La Gran Muralla puede ser vista desde el espacio a simple vista, bajo condiciones favorables y si uno sabe exactamente dónde mirar"

Los resultados inconsistentes sugieren que la visibilidad de la Gran Muralla depende en gran parte de las condiciones así como de la dirección de la luz (la iluminación oblicua ensancha las sombras). Características de la Luna que son muy visibles unas veces, pueden ser imperceptibles en otras debido a cambios en la dirección de la luz. Lo mismo podría ser cierto de la Gran Muralla China.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...