martes, julio 03, 2007

Una vida de película convertida en película


La vida de Hugh Hefner, fundador de la revista Playboy, será llevada al cine por el productor Brian Grazer, ganador de un oscar por Una mente maravillosa, y el director Brett Ratner, creador de la saga Rush hour. Hefner, que pese a sus 81 años aún puede presumir de compartir su vida y su cama con múltiples mujeres, posiblemente sea uno de los hombres más envidiados y odiados del planeta, lo que le convierte en jugoso material para el cine. "Hef creció en una familia puritana y se reinventó a sí mismo para convertirse en el padre de la revolución sexual", declaró Grazer en la revista Variety esta semana. "Fue capaz de romper todo tipo de tabúes, especialmente los sexuales. Quiero mostrarlo todo, desde su lucha en los tribunales para defender la libertad de expresión hasta su primera orgía o el infarto que en 1980 casi le mata", afirmó Grazer.

Hace una década, la vida de su principal rival, Larry Flint, fundador de la revista Hustler, también se convirtió en película de la mano de Milos Forman, quien consiguió llegar con ella hasta los Oscar. Y parece claro que Grazer, uno de los productores más poderosos de Hollywood, aspira a conseguir lo mismo. De momento no hay noticias sobre quién será el actor que encarnará a un hombre cuya vida es un mito del siglo XX y que incluso entrado el siglo XXI sigue organizando fiestas desmedidas en la llamada Playboy Mansion de Los Ángeles, una casa de 22 habitaciones.

Desde muy joven, Hefner tuvo sus prioridades claras. En 1952, mientras trabajaba en la revista Esquire, pidió un aumento de sueldo y al no recibirlo se despidió. Pero Hefner ya tenía una idea en la cabeza: crear una revista de corte liberal, con fotos de mujeres desnudas en la que también hubiera textos sobre temas de actualidad y relatos de ficción. El primer número se editó en diciembre de 1953, sin fecha, ya que Hefner no sabía cuándo podría volver a imprimir la revista. Y, casualidades de la vida, el fichaje central de la revista para ese número fue una entonces aún desconocida Marilyn Monroe. -Hefner tiene comprada la tumba adyacente a la de Marilyn para ser enterrado junto a ella en el cementerio de Westwood Village, en Los Ángeles-.

La revista se convirtió en un éxito absoluto y a partir de ese momento se publicó de forma mensual. Sin embargo, la defensa a ultranza de la libertad sexual y la visión extremadamente progresista de la vida molestaban en un país aún lejos de la revolución sexual de finales de los sesenta. De ahí que Hefner fuera finalmente llevado a los tribunales por vender literatura obscena en 1963. El jurado no pudo llegar a un veredicto, y el fundador de Playboy pasó a ser uno de los símbolos de la lucha por la libertad de expresión.

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...