martes, septiembre 11, 2007

El Athletic tiene las 'torres' más altas de Primera


Bilbao Las torres de Bilbao no son las de Abandoibarra, lugar donde viven Joaquín Caparrós y sus ayudantes en el centro de la villa, sino las que tiene en su formación el Athletic en las personas de Iraizoz, Llorente, Amorebieta y Javi Martínez.

Ellos forman un cuarteto de futbolistas inédito en la competición liguera. Todos ellos alcanzan o superan una estatura de 1,90, algo de lo que ningún otro equipo de la Liga puede presumir. Sólo el Racing tiene tres jugadores que superan dicha altura, si bien hay que tener en cuenta que dos de ellos son porteros.

En el Athletic, los cuatro ‘gigantes’ forman la columna vertebral del equipo. Portero, central, medio centro y delantero centro son sus puestos, con lo que el equipo que ahora dirige Joaquín Caparrós gana en solidez, algo que agradecerá sobremanera. Esto es importante ya que si en algún sitio ha tenido problemas el Athletic en los últimos años ha sido en la defensa, que se ha convertido un presa fácil de los rivales. Evidentemente, con la altura no basta, pero la novedosa pareja de centrales que se presume como titular durante la Liga-Amorebieta ha venido actuando de lateral zurdo y Ocio estaba en el Sevilla- de repetir actuaciones como la de Osasuna pueden contribuir a dar seguridad al equipo.

Otro que también da seguridad es Gorka Iraizoz. El portero navarro, con su 1,91 metros, ha estado correcto en las dos actuaciones que ha tenido desde que empezó la Liga y ha atajado un buen número de balones por alto que han contribuido a tranquilizar a la parroquia rojiblanca. El otro guardameta no se queda corto, ya que Dani Aranzubía mide 1,87, si bien nunca había destacado especialmente por su juego aéreo.

Otro jugador de elevada estatura es Javi Martínez. Curiosamente, con su 1,90, es un jugador de corte técnico más que bregador y rematador de cabeza. El de Ayegui se ha asentado perfectamente en el centro del campo rojiblanco acoplándose a los esquemas de los tres entrenadores que ha tenido desde que llegó a Bilbao.

Por último, Fernando Llorente está llamado a ser el referente ofensivo del equipo. El riojano, que está en una campaña decisiva para él, aspira a ser un foco de referencia, el sustituto de Urzaiz en el ataque rojiblanco. El que fuera ariete del Athletic durante las últimas once temporadas casi alcanzaba el metro noventa, pero su corpulencia se convertía en un ‘gigante’ imparable para las zagas rivales. Fernando aspira a hacer valer su imponente 1,95, lo que le convierte en el león más alto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...