martes, septiembre 18, 2007

Hay que estudiar


Un padre judío, con la mejor de las intenciones, había enviado a su hijo al colegio más caro de la colectividad judía, el Tarbut.

Pese a sus intentos, Samuel no daba pie con bola. Notas del primer mes:

• Matemáticas 2
• Geografía 3.5
• Historia 1.7
• Literatura 2
• Conducta 0

Estas espantosas calificaciones se repetían mes a mes, hasta que el padre se cansó:

- Samuel, escúchame bien lo que te voy a decir, si el próximo mes tus calificaciones y tu comportamiento no mejoran, te voy a mandar a estudiar a un colegio católico.

Al mes siguiente las notas de Samuel fueron una tragedia sólo comparable con el hundimiento del Titanic y el padre cumplió con su palabra.

A través de un rabino cercano a su familia, se conectó con un obispo que le recomendó un buen Colegio Franciscano al cual Samuel fue enviado. Notas del primer mes:

• Matemáticas 9
• Geografía 8
• Historia 9
• Literatura 10
• Conducta 10

Notas del segundo mes:


• Matemáticas 10
• Geografía 9
• Historia 10
• Literatura 10
• Conducta 10.

El padre sorprendido le preguntó:

Samuel, ¿Qué es lo que pasa que te va tan bien en la escuela?... ¿Cómo ha sucedido
este milagro?

- No sé papá.

Me presentaron a todos los compañeros y a todos los profesores y luego, una tarde, fuimos a la iglesia. Cuando entré, vi a un hombre crucificado, con clavos en las manos y en los pies, con cara de haber sufrido mucho y todo ensangrentado.
Pregunté ¿quien es Él? y me respondió un alumno de los cursos superiores:

- 'Él era un judío igual que tú'.

Entonces me dije: Joder, hay que estudiar que aquí no se andan con hostias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...