viernes, octubre 12, 2007

Pura sangre


Como muchos otros mafiosos, Angelo Santapaola, que apareció carbonizado junto a su hombre de confianza en un descampado de Catania hace diez días, tenía la pasión de los caballos. En diciembre de 2004 se encaprichó de 'Mister Personal', un famoso purasangre, y le dijo a un amigo, Peppone Gianguzzo, que se lo comprara. El dueño no tenía intención de venderlo, pero cambió de opinión cuando Santapaola, primo de Nitto, uno de los grandes capos sicilianos, le sugirió que quizá 'Mister Personal' podía sentirse mal en un próximo viaje a Nápoles. El caballo, ya en manos de Cosa Nostra, ganó numerosas carreras, entre ellas el premio de Sicilia de 2005, montado por Lanfranco 'Frankie' Dettori, uno de los 'jockeys' más conocidos y famoso por tener el récord de victorias en un día en Ascot. Según la Policía, no sabía nada de lo que tenía debajo.

Esta historia se conoció ayer por una operación contra una red de extorsión de la Mafia, en la que fueron confiscados 'Mister Personal' y otros cuatro caballos de carreras entre Sicilia y el hipódromo Capannelle de Roma. Uno se llamaba 'Furia Ciega'. Todos eran de la familia Santapaola y competían regularmente en los campeonatos italianos. Naturalmente, los fiscales no creen que fuera sólo por pasión deportiva, sino que temen que detrás haya una trama de apuestas trucadas.

Los caballos, muy populares en Sicilia, significan para la Mafia carreras clandestinas, apuestas ilegales, dopaje y comercio de carne. Según la asociación italiana de defensa de los animales LAV, una sola carrera genera 50.000 euros de beneficio y todo el circuito movería unos mil millones. Es muy fácil: se corta una carretera y se colocan unos motoristas para que vigilen el tráfico. A veces se hacen de noche. Los Carabinieri desbaratan todos los años una decena.

Si las personas no crean demasiados escrúpulos a Cosa Nostra, imagínese los animales. En las fiestas de los pueblos sicilianos se celebran 'palios', como el de Siena, pero aún más salvajes por ser menos turísticos. Vale todo. En ocasiones los animales heridos o enfermos aparecen muertos en las cunetas. Y además, la 'vendetta' también llega a los animales. El verano pasado fue lapidado un caballo en una playa de Catania. Parece que era un campeón que fue robado y castigado por un asunto de apuestas ilegales, porque no tenía que haber ganado.

Fuente:
elcorreodigital.com

En la imagen el Palio de Siena, la carrera de caballos más famosa de Italia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...