miércoles, octubre 17, 2007

Una niña de diez años y un niño de trece, padres de un bebé en Bélgica


En lo que podría considerarse como el embarazo no deseado más precoz del mundo, una niña de diez años dio a luz el pasado año en Bélgica. El doctor Robert Chef, de la localidad de Charleroi, de la que también era natural la menor, anunció la noticia. Para mayor sorpresa, el padre de la criatura se trata de otro niño de 13 años.

"El embarazo fue una gran sorpresa tanto para la chica como para la madre", destacó Chef, quien añadió que la niña acudió a su consulta con un "inexplicable dolor abdominal" que terminó confirmándose como un bebé. "Su madre la había incluso puesto a dieta", agregó el médico, quien examinó a la futura madre cuando ya llevaba nueve meses de gestación y el feto estaba completamente formado.

Al margen de la sorpresa inicial, los padres de la menor convertidos en abuelos de la noche a la mañana no reaccionaron demasiado mal. "La abuela se hizo cargo inmediatamente del bebé. Dijo que lo trataría como si fuera su propio hijo", señaló Chef. En cuanto al padre del bebé, de tan sólo 13 años, también visitó a su hijo y a la madre, ingresada en la planta de Pediatría del hospital pese a haber dado a luz.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...