lunes, noviembre 12, 2007

El arbol que da sombra,1


Anoche arranqué con esta obra de Tezuka, que tengo completa y que esperaba un buen momento para ser abordada debido a su extension y complejidad.

La verdad es que complejidad ninguna,de nuevo el maestro Tezuka hace sencillo lo mas dificil, y de la mano de dos personajes principales, el samurai Manjiro Ibuya y el medico Ryoan Tezuka (el abuelo del propio autor),nos mete de lleno en la dificil epoca para el pais del bakumatsu, el fin del Shogunato.

Las vidas de ambos transcurren paralelas, cruzandose aqui y allá a los largo de los años, que si por amor a la misma dama,que si por una pelea, que si porque te echo una mano.

Con el primero, vemos los tejemanejes internos de gobierno, de los señores, funcionarios y samurais.Manjiru Ibuya es noble, valiente y decidido, ademas de ser un crack en la lucha, representa pues el ideal del Bushido, que tantos años ha regido la vida del samurai, pese a ester en decadencia debido a al corrupcion o la llegada de los extranjeros a la tierra del sol naciente.

Con el segundo conoceremos el dia a dia de la evolucion de la medicina y de las vidasd de la gente de la calle.Ryozan Tezuka es nobel igualmente, asi como valiente y decidido, pero es mas irresponsable, y un mujeriego empedernido, que nos llevara de geishas una y otra vez, permitiendonos ver todos los estratos de la sociedad japonesa dela epoca.

Pongo lo que nos dice la editorial...Las décadas de 1850 y 1860 fueron cruciales para Japón. Después de 250 años de cerrazón absoluta al exterior, en 1854 el comodoro Perry de la armada de los EEUU llegó con su flotilla de barcos de guerra al país para tratar de conseguir un tratado de comercio favorable a sus intereses.

En ese momento, el shogunato estaba en su época de más profundo declive y el sistema amenazaba con venirse abajo al más mínimo contratiempo (de hecho, en poco más de una década se acabó derrocando el shogunato y Japón entró en su frenética etapa de modernización de la época Meiji.

En esta obra se compara al shogunato con un gran cerezo que hay en el jardín de uno de los personajes: ese árbol que proporciona tan agradable sombra (de aquí el título de la obra), protegiendo a quienes se encuentran debajo de él, ha vivido ya 250 años, pero el interior de su tronco está podrido y carcomido por los parásitos, con lo que un simple empujón bastaría para que se desplomase. La metáfora del potencial desplome simboliza, el estado del shogunato en la época en que transcurre la acción de esta obra.

Tras esta puesta en escena continuo...Comic o trabajo historico??

Biografias o aventuras ficticias???

De todo tiene, y de todo nos da una vez mas el grande entre los grandes Osamu Tezuka,resaltando de nuevo una vez mas la perfeccion de sus lapices cinematograficos, rayando los dibujos animados.

Una serie que empieza firme, que dan ganas de leer del tiron,que es lo que estoy haciendo,y de la que seguire hablando en proximos post.

Puntuacion:9/10
Un excelente trabajo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...