miércoles, noviembre 14, 2007

El peor viaje de Melendi


De bar en peor se titula uno de los temas del disco de Melendi 'Mientras no cueste trabajo' (2006), que ofrece algunas otras claves para entender situaciones como la vivida ayer en el Airbus 340 de Iberia entre Madrid y México. Era poco antes de las dos de la madrugada cuando el cantante y su grupo, que tocan este sábado en la capital azteca, subían al avión que les llevaría, en clase preferente y dando un pequeño rodeo, a los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid, después de liarla parda por unas copitas.

Según algunos viajeros, los músicos embarcaron «en actitud no normal», «trompas», con «botellas» en sus bolsos de mano, y se pusieron «a beber desde el principio, manteniendo una actitud agresiva y ofensiva con el pasaje». «No quiero verte cerca del culo de mi vaso», dice otra letra de Melendi, quien después de trasegarse lo que se traía de casa pidió más. Ante la negativa del sobrecargo se volvió «más agresivo» y la tripulación avisó al comandante, que decidió regresar dos horas después del despegue.

No debió de hacerles mucha gracia a los 180 pasajeros volver a Madrid, así que el pollo que se montó fue de campeonato. Un viajero relató que el mánager del músico intentó calmarle, pero éste la emprendió a golpes con él. Para reducirle intervinieron tripulantes y pasajeros. Otro contó que el cantante se burló de ellos: «Entre risas y muecas dijo que le llamáramos por teléfono porque nos quería pagar las molestias».

El avión tomaba tierra en Barajas hacia las cuatro de la mañana. A mediodía, Melendi era trasladado detenido por agentes de la Guardia Civil ante el titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, y, tras declarar, quedó en libertad. A esas horas, el avión partía de nuevo en paz hacia su destino. La indemnización que solicitará la compañía puede ser de órdago.

Canta el asturiano: «Le doy un beso al JB de mi copa, que no me abandona, que no me hace daño», pero la Fiscalía de Madrid le imputa los delitos de alteración grave de orden público (de 6 meses a 3 años de prisión) y desacato grave a la autoridad (de 1 a 3 años).

Melendi mostró anoche en un comunicado su «arrepentimiento», aunque sólo por su parte de la responsabilidad, ya que considera que «el vuelo podía y debía haber continuado con absoluta normalidad y sin riesgo alguno». Además, acusó al tripulante al que pidió el «combinado» -al que reconoce haber increpado e insultado- de «entrar al trapo». «Me desafió personalmente», criticó.

El cantante alegó que solicitó el cóctel ante el temor de sufrir un «ataque de pánico» en el avión, ya que tiene «miedo a volar». De hecho, ya antes de embarcar tomó «un par de copas». «Para desinhibirme», explica, aunque oyéndole cantar eso de: «¿Y yo estoy completamente loco, loco, borracho, perdido, tan enamorado de ti y de mis vicios»...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...