miércoles, noviembre 28, 2007

El Supremo obliga a la ACB a readmitir al Obradoiro


El Tribunal Supremo obliga a la ACB a readmitir en su competición al Obradoiro, conjunto gallego que en la eliminatoria de ascenso de la temporada 1989-1990 reclamó un alineación indebida de Esteban Pérez (por falsificación de documentos para jugar como español), jugador del Júver Murcia.

"Estamos muy satisfechos, porque después de diecisiete años la justicia nos ha dado la razón", señaló el presidente de conjunto compostelano, José Ángel Docobo (que no descartó una hipotética fusión entre el Obradorio y el Beirasar Rosalía, equipo compostelano que en la actualidad milita en la Adecco LEB Oro, para afrontar el sueño de la ACB).

Según la sentencia del Tribunal Supremo el Obradoiro debería iniciar la temporada 2008-2009 en la Liga ACB (pagando el canon de 1990, que sería de 630.000 euros, y no los 2,4 millones que exigió la ACB en 2003), tal y como exigió en su momento la ACB, y fijó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en septiembre de 2003.

La aceptación de este recurso de casación interpuesto por el equipo gallego (contra la sentencia que impidió su ingreso en la temporada 2003-04, al estimar que el equipo compostelano no cumplía los requisitos necesarios para su admisión) supone una ampliación de los equipos participantes en la ACB de 18 a 19, un descenso más (actualmente bajan dos y deberían bajar tres) o un ascenso menos (ahora suben dos desde la LEB y para dejar la ACB en 18 sólo podría subir un equipo).

En 1990 Obradoiro y Júver de Murcia jugaron la eliminatoria de ascenso a la ACB. El equipo murciano alineó como español a Esteban Pérez Beltrán (magnífico anotador de origen argentino), y el club gallego demostró ante los tribunales que había documentación falsa: Esteban Pérez Beltrán era en realidad Esteban Pérez Spatazza (jugó el Mundial con Argentina en 1992 y al que luego la FEB inscribió como argentino en 1993). La FEB no atendió la reclamación del club santiagués y dejó pasar la cuestión. Pero Obradoiro no se rindió... y hasta hoy.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...