lunes, noviembre 26, 2007

Mala pinta


Sabía usted que sólo el 28% de los británicos cree en Dios y que el 42% considera que la influencia de la religión es perniciosa?

Sabía que sólo el 53% de las personas casadas pone todas sus ganancias en un fondo común en su primer matrimonio?

Sabía que el 87% de los británicos mantuvo relaciones sexuales con su pareja antes de casarse y que el 48% tenía relaciones sexuales más activas con su pareja antes que después del matrimonio?

Que el 87% de los que viven en su primer matrimonio cree que es muy importante para que tenga éxito que los cónyuges sean fieles, que el 85% cree muy importante el respeto y aprecio mutuos, y sólo el 33% que la relación sexual sea feliz?

Que España es el sexto país en el ranking de los preferidos por los británicos para vivir, por debajo del suyo propio, de Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Estados Unidos?

Quizás no sabía nada de eso, pero cree que no hay cosa que más guste a los británicos que sentarse en un pub y beber una pinta de cerveza oscura y templada?

Pues ese retrato también se resquebraja.

Según los datos ofrecidos esta semana por la asociación de destilerías, hoy se venden en pubs de todo el país 14 millones menos de pintas diarias que en 1979, el año en que se alcanzó la cifra más alta de consumo y el año también en el que llegó al Gobierno Margaret Thatcher.

Están los dos fenómenos relacionados? Es difícil decirlo, pero otro dato sirve para entender cómo están cambiando las costumbres. Ahora se vende en pubs la mitad de pintas que entonces, pero los supermercados venden muchas más; el volumen total de cerveza vendida ha descendido un 22%.

Los británicos beben en casa. Beben menos (cerveza, se entiende), porque ha subido muchísimo el consumo de vino y también -menos- el de aguardientes y licores. Los pubs se cierran y se inauguran 'bares de vinos' con diseño más moderno. Apenas quedan ya pubs tradicionales, que venden sandwiches tostados de queso y cebolla. Ahora hay 'gastro-pubs', con comida de gama variada.

Los cambios siempre comportan riesgo. Más de diez mil británicos son atendidos cada año en hospitales por sufrir caídas en los suelos de madera laminada de sus casas, que han sustituido a la tradicional moqueta. Pero los indígenas resbalan porque siguen andando por la casa en calcetines, como en los tiempos de la moqueta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...