lunes, noviembre 26, 2007

Un gran Calderón machaca a los Bulls


Una extraordinaria actuación de José Manuel Calderón, que firmó su nueva marca personal de asistencias con 14, junto a la agresividad de Jamario Moon, dieron la victoria a los Toronto Raptors ante los Chicago Bulls (93-78). La presión defensiva y la mejora en el rebote permitieron a Toronto firmar su séptima victoria de la temporada. Chicago, por su parte, volvió a flaquear de cara a canasta (el peor porcentaje de la liga en tiros de campo) y vio agravada la crisis en la que vive inmerso el equipo en este inicio de temporada. Garbajosa no jugó.

José Manuel Calderón volvió a ser titular en ausencia por lesión de TJ Ford, y se convirtió en el gran protagonista del partido. Con 14 pases a canasta, superó su particular récord de asistencias en la NBA, establecido en 13 la noche anterior. Pero no sólo sobresalió en la dirección, sino que sus 19 puntos le convirtieron también en máximo anotador de su equipo.

Fueron los Toronto Raptors los primeros en golpear. Dos faltas rápidas de Tyrus Thomas limitaron la agresividad de Chicago en defensa, permitiendo al equipo canadiense encontrar posiciones cómodas de tiro desde la media distancia. Este hecho, junto con la gran movilidad defensiva que dificultó la circulación de balón de los Bulls, permitió a los hombres que dirige Sam Mitchell cosechar las primeras ventajas en el marcador. A medida que Chicago comenzó a buscar posiciones exteriores en ataque, donde destacó un inspiradísimo Kirk Hinrich con 13 puntos sin fallo en el primer cuarto, y gracias a la intensidad en defensa de los hombres de refresco, los Bulls se restablecieron en el marcador, pero la alegría duró lo mismo que tardó Calderón en hacerse con el control del partido.

La sobriedad y el acierto del base extremeño devolvieron al equipo canadiense al partido, y fueron precisamente sus mejores minutos los que permitieron a Toronto marcharse al descanso con una leve ventaja en el electrónico.

En la reanudación, la tónica del partido siguió siendo la misma. José Manuel Calderón, que mediado el tercer cuarto ya había completado su 'doble-doble', atacó a su par y logró jugosos dividendos para su equipo. La aparente reacción, de la mano de Andrés Nocioni, se quedó en un vano intento de recuperar el rumbo por parte de Chicago. Sin Calderón sobre el parqué, las ideas en ataque del conjunto canadiense se nublaron, pero el incansable trabajo de Moon en defensa impidió que los Bulls sacaran provecho de la situación. El que fuera Globetrotter dejó ver un envidiable capacidad atlética y dio una lección de intensidad y acierto que resultaron claves para el triunfo de Toronto, acabando con 15 puntos, 9 rebotes, 6 tapones y 3 robos.

De la mano de ambos jugadores, los Raptors sentenciaron el partido y posibilitaron que Sam Mitchell hiciera historia. El que fuera nombrado 'Entrenador del Año' la temporada pasada, logró su victoria número 114 al frente del banquillo de Toronto, superando de esta forma al legendario Lenny Wilkens (el entrenador con más triunfos de la historia de la NBA) como el técnico con más victorias en la franquicia canadiense.

Por los Raptors, destacó también Chris Bosh, que firmó 16 puntos y 13 rebotes. En los Bulls, el mejor hombre fue el sudanés con pasaporte británico Luol Deng, que regresó tras superar sus problemas de espalda para convertirse en el máximo anotador del encuentro con 21 puntos.

Fuente:
marca.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...