viernes, diciembre 07, 2007

Descamisados en la Scala


Una 'prima' de la Scala, la noche de apertura de la temporada de ópera milanesa, no sería lo mismo ni tendría tanta emoción sin el riesgo de suspensión hasta el último momento. La legendaria velada de hoy, 7 de diciembre, día de San Ambrosio, está rodeada cada año de tremendas movidas sindicales y protestas del personal del teatro, que aprovechan la cita para sacar tajada. Este año, para variar, se ha seguido la tradición. Hasta el martes mismo estaba en el aire la esperada representación de esta tarde de 'Tristán e Isolda', con montaje de Patrice Chéreau y dirigida por Daniel Barenboim. Pero todo se ha arreglado y parece que por fin el director argentino podrá estrenarse en la Scala, pues debería haberlo hecho ya hace un mes con el 'Requiem' de Verdi, pero la gala se suspendió por otra huelga.

El superintendente de la Scala, Stéphane Lissner, en su segundo año al frente del teatro tras la marcha de Muti, salió el martes aliviado de la negociación con los representantes de los mil trabajadores y anunció triunfante que la 'prima' estaba salvada. Los periodistas le hicieron notar que todavía quedaban algunos músicos descontentos. «¿Si hay acuerdo con el 90%, en qué contexto deberíamos temblar por el 10% restante?», preguntó, crecidillo. «Pues en Italia», le respondieron.

En efecto, medio centenar de los 138 miembros de la orquesta no estaban de acuerdo con los demás y hasta el día siguiente no se bajaron del burro. Al final tocarán esta tarde, pero se reservan el derecho a dar el cante para protestar. No se sabe qué harán, pero la idea más difundida es que acudirán sin esmoquin, en mangas de camisa y con un brazalete de luto. Aún así, no se descartan ocurrencias más vistosas. Es una sorpresa.

Por todo ello, en perfecta armonía, crece de forma paralela la expectación por ambos espectáculos, tanto el musical como el laboral. De momento, el ensayo general del martes fue un éxito, aunque en los intervalos la orquesta aprovechó para celebrar asambleas sindicales. Fue cuando anunciaron que al final tocaban. Anteayer siguieron las discusiones, tras el ensayo de 'El Lago de los Cisnes', la siguiente obra del programa.

Es la Scala sublime y caótica de siempre. Los reventas se quejan de que la amenaza de huelga les ha perjudicado el negocio y hasta ahora han vendido poco. Una buena butaca en galería puede llegar a 1.200 euros. Como cada año, habrá tortas por las 139 plazas de pie, a 50 euros, del 'loggione', el gallinero, que se venden el último día. Asistirá la crema de la sociedad milanesa e italiana, de la moda a la política. Cinco jefes de Estado y 19 ministros extranjeros. Se transmitirá en directo en 60 cines de todo el país y en la red de teatros de la región. Por fin, a las cinco de la tarde se abrirá el telón y sólo hablará la música. Durante cinco horas, que es Wagner.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...