viernes, diciembre 07, 2007

Europa reconoce a Bilbao La Vieja


Bilbao ha dado otro paso de gigante en su crecimiento como ciudad.

En este caso, no se trata de Abandoibarra ni de los arquitectos de vanguardia ni de los grandes proyectos urbanísticos. Se trata de incorporar Bilbao la Vieja al desarrollo del resto de la capital. La Unión Europea reconoció ayer este esfuerzo al otorgar al barrio el premio al proyecto empresarial más creativo e innovador de los 300 que se habían presentado en el conjunto de la Unión. En un congreso celebrado en la localidad portuguesa de Oporto, el jurado distinguió el programa de Lan Ekintza y Viviendas Municipales como el mejor de todos ellos. Ambas sociedades, dependientes del Ayuntamiento, facilitan la apertura de nuevos comercios en la zona más deprimida de la villa.

Parece un proyecto pequeñito, pero sus repercusiones son de tal alcance que el jurado ha visto en él un motivo de inspiración para otras ciudades europeas. Lan Ekintza, que es la agencia local de empleo, forma y apoya a jóvenes emprendedores que arriesgan su capital en un negocio en Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala. Después, Viviendas Municipales, que gestiona el parque de inmuebles en alquiler social, les facilita uno vacío para que puedan hacer realidad su sueño. Esta concatenación de esfuerzos y su resultado -21 comercios abiertos desde 2002 y 30 locales recuperados- han llamado sobremanera la atención de los promotores del concurso, organizado por la Comisión Europea y el Comité de las Regiones.

Para Bilbao ya era un logro haber llegado a la final. Competía en la categoría al mejor proyecto de apoyo empresarial para zonas desfavorecidas con Luxemburgo, Groningen y Staffordshire. Como único representante de España en el cónclave, optaba además al gran premio del jurado junto a las otras doce ciudades europeas finalistas, procedentes de Francia, Países Bajos, Reino Unido, Luxemburgo, Alemania, Dinamarca, Bélgica, Italia, Hungría y Estonia. Este galardón era el 'premio gordo' y Bilbao la Vieja se lo ha llevado con todo mérito.

Mejor dicho, Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala, cuyo nombre estará ligado ya a la tercera edición de los 'European Enterprise Awards'. En una gala celebrada anoche en la Casa Ferreira de Oporto, el vicepresidente de la Comisión Europea, Günter Verheugen, y el presidente del Comité de las Regiones, Michel Delebarre, destacaron «el rol crucial» que tienen las autoridades locales en el desarrollo de la Unión a través del impulso a la pequeña y mediana empresa. El jurado valoró del proyecto de Bilbao no sólo sus «impresionantes resultados», sino su «excelente y sostenible» modelo de regeneración urbana, «un descubrimiento» para otras ciudades europeas. Todo un cambio de imagen para un barrio del que cuelga el sambenito de degradado, tan cerca de Bilbao y, a la vez, tan lejos.

El premio, entregado por el ministro de Economía, Manuel Pinho, superó las expectativas de la delegación bilbaína, a pesar de que alguno de ellos se olía algo grande porque los organizadores destacaban en vísperas la «originalidad» del proyecto de Lan Ekintza. La comitiva estuvo encabezada por la concejala de Urbanismo y teniente de alcalde, Julia Madrazo, el delegado municipal de Empleo, Jon Sustatxa, y los directivos que más directamente han trabajado en el programa desde la oficina local de La Cantera, Concha Rodríguez y Jesús Manzano. Desbordados por la alegría, los responsables municipales expresaron su confianza en que este galardón afiance la regeneración del barrio y sirva de estímulo a otros emprendedores para que asuman el reto de trabajar en las calles Cortes, San Francisco, Hernani, Dos de Mayo y Bailén, entre otras.

Más allá de la distinción de una labor, el premio da renombre a Bilbao la Vieja, una barrio con muchos lastres -infravivienda, delincuencia, droga, convivencia- que andaba necesitado de un espaldarazo definitivo a su renovación. De un reconocimiento, desde Cantarranas al puente de Cantalojas. Bilbao sigue de moda en Europa en el décimo aniversario del Guggenheim, casi tantos años como tiene el proyecto de recuperación integral del barrio. Dos mundos que parecen muy dispares pero que, desde ayer, van un poco más de la mano.

Tras conquistar en 2004 el galardón especial de la Bienal de Arquitectura de Venecia -'Ciudad del Agua'-, la capital vizcaína ha vuelto a liderar un concurso de enjundia. El programa de Lan Ekintza, desarrollado en el mandato anterior por Ricardo Barkala y Marcos Muro, forma parte del llamado Plan Especial de Rehabilitación de Bilbao la Vieja que actúa desde 1998 en cinco pilares: urbano, social, desarrollo local (empleo), convivencia ciudadana (seguridad) y cultura. Quedan frentes abiertos, pero hoy, por fin, este barrio es conocido en Europa por algo positivo.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...