sábado, diciembre 22, 2007

Julio Iglesias y Sarkozy


Fue un encuentro en la cumbre. Un abrazo sincero entre dos colosos que inundaron de testosterona las regias dependencias del Elíseo. Ambos confesaron profesarse admiración mutua. Sus méritos profesionales van parejos a sus hazañas sentimentales. Nicolas Sarkozy, presidente de Francia e icono sexual del país, imponía este martes a otro maduro seductor, Julio Iglesias, la condecoración de Caballero de la Legión de Honor. El cantante, que presume de haberse acostado con 1.000 mujeres, recibe la más alta distinción del Estado francés, instaurada por Napoleón y en la solapa de talentos tan dispares como Clint Eastwood y Fernando Arrabal.

Fue una ceremonia privada y sin periodistas que el representante de Iglesias en Miami ha dado a conocer tres días después. Sarkozy precisó que se recompensaba «al artista y al hombre». Alabó su «amistad, coraje, rigor, trabajo y generosidad». Destacó «su intuición, sensibilidad y gusto por la belleza, que explican sin duda esa relación privilegiada con nuestro país». Ambos comparten rasgos en común. Como la diferencia de edad con sus parejas: 23 años.

Recién llegado de Eurodisney, donde confirmó al mundo su idilio con Carla Bruni, el presidente galo se dejó llevar en sus ditirambos por el arrebato de un quinceañero enamorado: «Querido Julio, sois un francés de corazón. De todas las cualidades del hombre y del artista, una palabra me viene a la mente cuando pienso en vuestra carrera. Y esa palabra es, por supuesto, ¿amor!».

Sarkozy encadenó las alabanzas mientras Julio juntaba las palmas de las manos y se balanceaba en su habitual trance escénico: «Usted es un enamorado de la vida, de la música, de Francia». Sólo faltaba de fondo el último disco del cantante español, un álbum, qué casualidad, en francés .

'Quelque chose de France' es «un homenaje a ese país que tanto me ha dado», según reza la publicidad. Contiene temas como 'Donner', 'De vous à moi', 'Des femmes sur le toit du monde y 'Partir quand même', este útimo cantado a dúo con Françoise Hardy. La sofisticada y delicada reina de la 'chanson' ha sido una de las grandes influencias de Carla Bruni, que ha preferido compañías musicales más moviditas que Julio Iglesias en su currículo sentimental: Mick Jagger y Eric Clapton.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...