martes, diciembre 11, 2007

Vocación artística


Les suena lo de 'Mamá quiero ser artista'?

Gracias a la vocación de no pocos jovencitos, el cine español de los sesenta encontró uno de sus más exitosos argumentos. Seguro que han visto alguna película en la que un pobre chico o chica de provincias, (Joselito, Marisol, la Dúrcal...) se marcha a Madrid con una vieja maleta ligera de ropa, pero llena de sueños, y la esperanza de ganar ese concurso de nuevos talentos que le abrirá las puertas del éxito.

Con un formato más moderno, las televisiones de medio mundo consiguen mantener pegados a la pantalla a los espectadores de ochenta países gracias a las diferentes versiones del programa 'Tienes talento'. En España, Cuatro comenzará a emitirlo el 4 de febrero. Las pruebas de selección llevan unos días en marcha y ayer le tocó su turno al casting de Bilbao. Más de cien personas se acercaron al hotel Ercilla para demostrar de lo que son capaces y conseguir su billete para el concurso que pretende encontrar a la persona más talentosa de España.

La novedad viene porque los responsables del programa aún no saben lo que desean encontrar. «Estamos abiertos a todo», asegura Eduardo Yanes, guionista y miembro del jurado de 'Tienes talento'. «Lo más importante es que sean capaces de sorprendernos. No tienen por qué ser cantantes, aunque un 30% de los que se presentan lo son. En Tenerife, por ejemplo, encontramos a una persona que podía mantener en equilibrio sobre su barbilla un sofá de dos plazas». Una habilidad quizá no muy útil, pero que de ganar el certamen podría reportarle 120.000 euros de premio y quién sabe si algo más. «Pol Pots, el triunfador en Inglaterra, incluso actuó ante la reina. Nosotros todavía no tenemos la respuesta de doña Leticia, pero...».

Bailarines de salón, payasos de circo, txalapartaris en cuadrilla, genios infantiles del playback, cantantes de boleros, monologuistas, genios precoces, breakers, hip-hoperas y un humorista veterano especializado en el chiste verde pasearon su talento ante las cámaras. Carlos González, de 10 años, llegó desde Cintruénigo para bordar una imitación de Rocío Jurado.

En el último concurso de talentos hasta la fecha no hay límites de edad. Unas 14.000 personas de toda España compiten ya para ser algún día tan famosos como Concha Velasco. Los que no sean seleccionados siempre tendrán el consuelo del refranero popular. Y es que... buscando lo mejor, suele desaprovecharse lo bueno.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...