miércoles, enero 16, 2008

Bueyes sin papeles


La epidemia de la lengua azul ha azotado las pruebas de bueyes de Berriz en vísperas de su celebración. El paso de animales procedentes de Guipúzcoa ha quedado restingido en Vizcaya y así será, al menos, durante los próximos catorce días. Éste es el tiempo establecido para que puedan disponer de los pertinentes certificados impuestos por las autoridades sanitarias y que ayer, a toda prisa, se pusieron en marcha en Guipúzcoa. «A ver si llegamos a tiempo para participar en las 'idi probak' de San Blas», señalaban dos de los dieciocho guipuzcoanos que a última hora se han caído del cartel de los 'Sanantonios' berriztarras que empiezan hoy.

La organización de las pruebas reprochaba ayer que hasta el viernes no tuvieran conocimiento de las medidas preventivas establecidas por Agricultura. Desde ese día Guipúzcoa es «una zona restringida no estacionalmente libre» de la enfermedad de la lengua azul, por lo que todo ganado procedente de allí debe pasar una serie de pruebas sanitarias y un periodo de aislamiento que los aleje de un posible ataque del mosquito contaminador para entrar «en zonas estacionalmente libres», como Vizcaya.

Alarmados los organizadores de las pruebas de Berriz por la medida de exigir a los bueyes guipuzcoanos un certificado oficial de que su sangre ha sido analizada con diagnóstico negativo, han sido debidamente vacunados y aislados durante catorce días, su asombro fue mayúsculo al constatar un absoluto desconocimiento por parte de los ganaderos afectados.

«Nadie nos avisó de que teníamos que vacunar a nuestros animales; nos enteramos después de que nos llamaran desde Berriz», recordaba ayer desde Lasarte Jose Mari Uzkudun, propietario de uno de los mejores bueyes del circuito. «Contactamos con la Diputación de Guipúzcoa y nadie sabía nada, nos decían que llamáramos el lunes».

«La verdad es que es una lástima, porque había buenos premios», añadía su paisano Inazio Tellería. Ambos se mueven a contrarreloj para salvar su participación en las populares pruebas de Abadiño. Ayer mismo sacaban sangre a sus animales y les vacunaban. Los resultados llegarán el 26 y tres días después concluirá el plazo del aislamiento de las reses.

Los que también se han dado prisa para salvar las pruebas de bueyes de Berriz han sido sus promotores. «Es de agradecer la predisposición de los ganaderos vizcaínos, que rápidamente se ofrecieron para traer nueve parejas de bueyes», señalaba Juan Amezua.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...