miércoles, enero 23, 2008

Ni boda ni Taj Mahal


Carla Bruni «todavía» no se ha casado con Nicolas Sarkozy. «Aunque eso está en nuestros proyectos», afirma la novia más famosa de Francia y parte del extranjero en sus primeras declaraciones tras los rumores de boda en el Elíseo.

El desmentido apareció ayer en el rotativo izquierdista 'Libération', que escondió la exclusiva a dos columnas en páginas interiores en un antiperiodístico ejercicio de mala conciencia 'progre'. La prometida cuenta que la semana pasada tuvo que mandar «un SMS colectivo» a todos sus amigos, enfadados por no haber sido invitados a su supuesta boda para acabar con «un huracán de locura».

La bella y la bestia política no se desplazarán juntos a India, donde Sarkozy será este viernes el invitado de honor de las ceremonias de su fiesta nacional. «No puedo participar en un viaje oficial con el presidente», admite la ex maniquí, quien incluso descarta una visita romántica en privado al Taj Mahal. «Nunca lo hemos realmente contemplado», dice.

«No iré a pasar la tarde a India», anuncia la antigua 'top-model', quien recuerda de sus tiempos de frenesí por las pasarelas de desfiles y aeropuertos que tanto trajín en avión «no es bueno para la salud». Una razón añadida es que la neo-cantautora planea encerrarse a comienzos de febrero en un estudio para grabar su tercer álbum y «trabajo en este momento en mi casa con las maquetas».

La ausencia de la pre-segunda primera dama francesa, virtual sustituta de la separada Cecilia Ciganer Albéniz, ha aliviado en Nueva Delhi. Las autoridades se enfrentaban a irresolubles problemas de protocolo en un país muy conservador en materia de divorcio y relaciones extraconyugales.

Pero, a nivel popular, los quebraderos de cabeza diplomáticos divertían a una población apasionada por todo lo que rime con Bollywood. «¿Por qué esos excesos de moralismo y pudor? ¿Problemas de habitación? ¿Cuestiones de protocolo? Vamos anda. No somos Arabia Saudí. Este es el país del Kamasutra», resumía el otro día la edición dominical del rotativo 'Times of India'.

Carla Bruni tampoco asistirá hoy en París al último desfile del diseñador italiano Valentino tras 45 años de carrera. «Está muy ocupada. Es una mujer magnífica para el Elíseo», ha dicho de su compatriota en 'La Stampa'. En el museo Rodin se espera a Eva Herzigova, Claudia Schiffer, Linda Evangelista, Claudia Cardinale y hasta 'la' Loren.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...