miércoles, enero 16, 2008

Sobre pelis y dineros


El año en que el cine español aprobó su polémica Ley fue también el de sus peores resultados en la última década. Casi 6 millones de espectadores dejaron de ver películas españolas. Y no es que eligieran productos de Hollywood: el descenso de asistencia a las salas es un fenómeno global, se da en todo el mundo. Por tercer año consecutivo se venden menos entradas de cine en nuestro país, casi 20 millones menos que en 2006. Pero el dato sangrante es que hacía diez años que el cine español no bajaba de los 13 millones de espectadores. La mísera cuota de mercado, indicativa de la salud de una cinematografía, se queda en el 12,7%, tres puntos menos que en 2006.

Los datos del Ministerio de Cultura no engañan.Casi 13 millones de personas acudieron a las salas a ver una película española, mientras que los 89 millones restantes se decantaron en su mayor parte por cintas americanas. Menos mal que 'El orfanato' salvó los muebles. La ópera prima de Juan Antonio Bayona, elegida para representarnos en los Oscar y favorita en los Goya, lleva recaudados más de 19 millones de euros. Es el tercer largometraje en el 'hit parade', sólo superado por 'Piratas del Caribe. En el fin del mundo' y 'Shrek Tercero'. Un apunte que da cuenta de su significativo éxito en un 'annus horribilis': ella sola representa casi el 30% de las recaudaciones del cine español en su conjunto.

La web del Ministerio analiza las recaudaciones entre el 1 de enero y el 27 de diciembre. Ayer, a última hora de la tarde, Tele 5 se apresuraba a actualizar los datos. Según Nielsen Edi Film Source, la auditoría más fiable del sector, a 30 de diciembre de 2007 'El orfanato' superaría en recaudaciones a 'Piratas del Caribe 3' y 'Shrek 3': 24.265.00 euros y 4.258.000 espectadores la convertirían en la campeona de taquilla del año. Sería la segunda película con mayor recaudación de la historia del cine español, por detrás de 'Los otros' (27,1 millones de euros).

Claro que tampoco importa demasiado ante un panorama dramático. Cada semana se inauguran nuevos 'multiplex' en los centros comerciales de las periferias y se cierran salas en el centro de las ciudades. Hay 889 complejos con 4.250 pantallas. Cambian los hábitos de ir al cine. La liturgia de acudir a las salas se ve sustituida por el consumo doméstico de DVD. Nunca se ha visto tanto cine, pero la exhibición tradicional está en recesión. El ajuste de salas resulta inevitable: sin ir más lejos, España cuenta con tantas pantallas como Francia, que tiene 20 millones más de habitantes.

A tenor de los títulos más taquilleros, los españoles conciben el cine como una faceta de puro escapismo. Mera evasión. La tercera parte de 'Piratas del Caribe' y de 'Shrek', 'El orfanato', 'Spider-Man 3' y 'Harry Potter y la Orden del Fénix' son 'blockbusters' que han arrastrado a un público familiar, ansioso de ver un gran espectáculo que le haga vibrar, mejor si hay efectos especiales de por medio. De los 25 filmes con mayor recaudación, 18 son estadounidenses. Y los que no lo son, lo parecen: 'El ultimátum de Bourne' y 'La brújula dorada' ostentan pabellón británico; 'La vida de los otros', único ejemplo de cine 'adulto', alemán.

Hay que descender hasta el puesto 25 para encontrar la segunda cinta española más vista. 'REC' aterrorizó a 780.000 espectadores y amasó 4,4 millones de euros, un sorprendente triunfo que lo convierte en el largometraje más rentable del año, dado que se rodó en vídeo digital, con actores desconocidos y un único escenario.

El exceso de producción es otro mal al que nadie se atreve a poner coto. En 2007 se estrenaron 35 largometrajes menos que en 2006, pero aun así se exhibieron 337. La mayoría de ellos llegaron sin apenas promoción y volaron de la cartelera al de una semana. A sus productores no les importaba demasiado: sólo con las subvenciones y los derechos de antena ya habían amortizado la inversión.

Que 'Rocky Balboa' recaude más que cualquier película española a excepción de 'El orfanato' tampoco deja muy bien parado al público nacional. Un vistazo a la parte baja de las tablas del Ministerio de Cultura depara decepciones. 'Caótica Ana', el publicitado filme de Julio Medem, sólo arrastró a las salas a 200.000 espectadores. La polémica 'Teresa, el cuerpo de Cristo', a 120.000. A la Disney le basta inundar los 'multiplex' un viernes con 'Descubriendo a los Robinsons' para sacar de casa a un millón de personas.

Tampoco sería justo obviar que en 2007 no estrenaron Pedro Almodóvar, Alejandro Amenábar, Agustín Díaz- Yanes ni Álex de la Iglesia. Santiago Segura no brindó otra entrega de Torrente. La mayoría de ellos lo hará presumiblemente en 2008. La piratería rampante, que convierte a España en el segundo país del mundo con mayor índice de descargas ilegales y copias piratas después de China, tampoco ayuda demasiado. La flamante Ley de Cine, que no contempla la piratería y apenas menciona de pasada las nuevas formas tecnológicas de consumir películas, entra en vigor para regular el peor de los escenarios posibles.

Fuente:
elcorreodigital.com

La imagen es de Google.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...