lunes, febrero 11, 2008

Amy Winehouse reina en las bodas de oro de los Grammy

Las bodas de oro de la gala de los Grammy, el mayor espectáculo de la industria de la música, se han saldado con el arrollador éxito de la británica Amy Winehouse, que ha logrado cinco de los seis premios a los que aspiraba en la presente edición.
Ha dado igual que sus peligrosas aficiones personales sean tan populares o más que sus trabajos discográficos, o que no pudiera acudir a la gala por problemas en la concesión de su visado.



La artista se ha llevado los Grammy a Mejor Grabación, Mejor Canción del Año (ambos por Rehab), Artista Revelación, Álbum de Pop Vocal y Mejor Artista de Pop Vocal. Lo ha agradecido con una actuación vía satélite en la que ha meezclado dos de sus temas más populares: You Know I'm No Good y la citada Rehab.

Podía haber arrasado y puesto el broche de oro a la velada con el galardón al Mejor Disco del Año, pero el premio más importante ha ido a parar a manos del pianista Herbie Hancock, que no se lo podía creer, y su obra River: The Joni Letters.

El rapero estadounidense Kanye West, aunque se ha quedado corto en las expectativas generadas, se ha hecho con cuatro de los ocho premios a los que aspiraba, y ha ofrecido a la audiencia del Staples Center de Los Ángeles dos soberanas interpretaciones.

La primera, de Stronger, el popular tema en colaboración con el grupo techno Daft Punk, y la segunda, mucho más íntima y personal, de Hey Mama, con un visiblemente afectado West, cuya madre falleció en noviembre por complicaciones en una operación de cirugía estética.

Entre los galardones que se llevó el artista figuran el de Mejor Disco de Rap, por Graduation, y Mejor Actuación de Rap, por su tema Stronger.

Planificado como un gran homenaje a la mejor música de las últimas cinco décadas, en el 50 aniversario de los Grammy no podía faltar un recuerdo a The Beatles, y el grupo teatral Cirque Du Soleil se ha encargado de plasmar sobre las tablas un número que imprimía movimiento a los acordes de A Day In The Life, uno de sus temas más conocidos.

Ese número ha dado paso a la imponente presencia de Tina Turner, que interpretó What's Love Got To Do With It y Better Be Good To Me antes de cantar Proud Mary en un dueto con Beyoncé.

Pero la primera actuación de la noche ha sido también una de las más comentadas de la ceremonia: el dueto virtual entre Alicia Keys y Frank Sinatra, que se han compenetrado a la perfección para interpretar Learnin' the Blues.

En el apartado de la música latina, Alejandro Sanz ha obtenido el Grammy al Mejor Álbum Pop Latino por El tren de los momentos y Juan Luis Guerra ha revalidado su triunfo en los pasados Grammy Latinos, entregados en noviembre en Las Vegas, al ver reconocido La llave de mi corazón como Mejor Álbum Latino Tropical.

Calle 13, Black:Guayaba y Los Tigres del Norte se han alzado con sendas estatuillas en las categorías de Música Urbana, Rock o Alternativo y Norteño, respectivamente.
Otros premios destacados han sido los cosechados por Vince Gill. quien con su These Days se ha hecho con el Grammy al Mejor Disco Country, o el Mejor Disco de Rock, que fue a parar al grupo Foo Fighters.

El ilustre Bruce Springsteen tampoco ha fallado a su cita con el Grammy y se ha llevado tres galardones, incluido el de Mejor Canción de Rock por Radio Nowhere. Y para nombres con historia, el de Aretha Franklin, que ha logrado su Grammy número 18 gracias a Never Gonna Break My Faith, un dueto junto a Mary J. Blige.

Fuente:
elcorreodigital.com
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...