jueves, febrero 21, 2008

Caca de la vaca


La primera boñiga de una vaca sobre el campo de fútbol de Amoeiro (Orense) será lo que decida el ganador de un coche en el sorteo organizado por el equipo local para recaudar los 18.000 euros que, como mínimo, necesitan para mantener al conjunto en la segunda autonómica. Para ello han dividido el campo en 6.000 pequeñas parcelas que pueden ser adquiridas al precio de 10 euros por aquellas personas interesadas en participar en tan singular rifa y que confíen en que la vaca elegirá su terreno para aliviar sus necesidades fisiológicas.

Si en el mundo del teatro se desea "mucha mierda" antes de salir a escena "caca de la vaca" significa, hasta finales de febrero en este ayuntamiento orensano, adquirir parcelas del campo de fútbol y esperar a que cuando la vaca "salte al terreno de juego" reparta suerte. El afortunado dueño de la parcela que escoja la vaca recibirá el primer premio, un coche; los cinco premios restantes se sortearán con el más tradicional sistema de bolas, aunque para no dejar de ser complicados, se realizará con dos pelotas que marcarán la coordenadas de la cuadrícula. Todo ello para recaudar fondos para el equipo de fútbol del Amoeiro, actualmente segundo clasificado del grupo octavo de Segunda Autonómica.

Su presidente, José Ángel Cid, decidió 15 días antes de empezar la temporada 2007/2008 que era necesario un equipo de fútbol en su municipio y dos años y pico antes escuchó una anécdota de su amiga Olga, que ganó un coche en un sorteo similar y bastante original en Suiza. Ató cabos y concluyó que con los 18.000 euros anuales que cuesta mantener un equipo con jugadores que ni siquiera cobran ficha, el vacuno método suizo bien podría emplearse el los campos (de fútbol) de Galicia. Pero lo que no sabía era la complicación del asunto, ni que la administración se quedaría con el 10 por ciento de las ganancias de las rifas, ni que tendría que vallar el campo, ni que no iba a parar de sonar su teléfono móvil, ni que el sorteo se iba a convertir en una fiesta con "pulpeiras" y carne "ao caldeiro", estilo Xunta.

Pero los jugadores, asociaciones de padres, de mujeres rurales se implicaron en el proyecto y ya vendieron casi 3.000 rifas "a mano" de las 6.000 disponibles. El contraste con lo natural del sorteo lo pone la venta de las 3.000 "parcelas-papeletas" restantes, por Internet, en la web www.cacadelavaca.es y, como no, www.youtube.com, donde se colgará el vídeo del proceso del sorteo. Con el equipo en puesto de ascenso, Cid espera que el sorteo (deducidos todos los gastos inesperados) les deje entre 15.000 y 20.000 euros en el bolsillo, para poder jugar esta temporada con comodidad y afrontar el principio de la siguiente con un poco de tranquilidad.

"Y regalar un equipamiento a los jugadores. O si se ofrece a regalarlo alguna empresa de ropa...", aventura. Además el 24 de febrero, fecha del evento, se celebrará una gran fiesta en la que se servirá pulpo y carne "ao caldeiro" mientras que una empresa de topografía de Plasencia creará un campo virtual de fútbol en una pantalla gigante para seguir el sorteo y situar, con ayuda de un GPS, la parcela en la que defecará la vaca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...