miércoles, febrero 27, 2008

Caparrós hará debutar hoy a Muniain y Jonás Ramalho


Iker Muniain y Jonás Ramalho, dos de las perlas de la cantera rojiblanca, vivirán hoy un día que recordarán de por vida. Joaquín Caparrós se los lleva por primera vez convocados para el amistoso que el Athletic juega en el campo de Urritxe ante el Amorebieta (19.00 horas) con el objetivo de recaudar fondos para el Ibilaldia, la fiesta anual de las ikastolas vizcaínas.

El plan del entrenador es que disputen unos minutos, probablemente en la segunda parte, con el objetivo de que se vayan habituando al primer equipo. Caparrós tiene previsto convocar a 16 jugadores. Además de Muniain y Jonás Ramalho, estarán los porteros del Bilbao Athletic, Raúl Fernández y Iago Herrerín, el centrocampista del filial Eneko Rubio, un habitual en las sesiones de entrenamiento con el primer equipo. Además, el técnico ha reclutado a otros dos atacantes del equipo de Segunda B, Ismael López, internacional con España en categorías inferiores y a quien se augura un gran porvenir, y Julen Goñi, primo de Muniain.

Muniain, nacido en Pamplona y procedente del Chantrea, cumplió 15 años el pasado 29 de diciembre. Es un delantero al que la categoría cadete se le ha quedado pequeña. Como no tiene rivales de su talla en ella, ha sido ascendido un año antes de tiempo al segundo equipo juvenil. Muniain aterrizó en Lezama hace tres años. Vive en la residencia de jugadores de Derio y estudia en el colegio Trueba, a la espera de pasar el curso que viene al La Salle de Deusto.

Fue captado por el Athletic en 2005, cuando jugaba en el Chantrea, un club convenido. Se le probó en el Torneo Dani de Sopude y, tras dar la talla, pasó a integrarse en la estructura de Lezama.

Iñaki Sáez, seleccionador español, habla maravillas de él. «Tiene un futuro importante. Cuenta con una cualidad esencial, la velocidad y el cambio de ritmo. No hay en su categoría un chaval como él en este aspecto. Además, tiene capacidad para resolver», le definió el pasado mes en una entrevista con este periódico.

Jonás Ramalho nació en 1993 y cumplirá 15 años el próximo 10 de junio. Juega en el cadete A rojiblanco, como Muniain un año por delante de su edad. Su madre es de Leioa, en donde vive la familia, y su padre angoleño. Se trata de un jugador corpulento, pero dotado de una gran técnica. Sus técnicos destacan de él su clase y su rapidez. En su equipo alterna el puesto de central y de lateral por la derecha.

Por el momento, no ha sido llamado por la selección española, aunque si por la vasca sub'15. Forjado en el Lagun Artea de su localidad natal, llegó a Lezama hace cinco temporadas, en edad alevín. El pasado domingo fue uno de los muchachos que hizo las labores de recogepelotas en el partido ante el Villarreal.

Caparrós decidió su inclusión en la lista de hoy después de citar ayer a los dos, junto a otros nueve muchachos infantiles, cadetes y juveniles, a un entrenamiento de tecnificación en el campo de Lezama. El entrenador utiliza estas sesiones para husmear en la cantera rojiblanca. Se las tomas totalmente en serio, al punto de que acudió con su segundo, Luciano Martín; el metodólogo del club, Gari Fullaondo; y Lander Hernández, entrenador del alevín C.

Además de Muniain y Ramalho trabajaron junto al entrenador los juveniles Xabi Galán, Iñigo Eguaraz y Jon Aurtenetxe; los cadetes Iker Guarrotxena, Iñigo Ruiz de Galarreta, Gorka Magunazelaia y Alejandro Domínguez; los infantiles Guillermo Fernández y Yagoba Borja. El entrenador habló con ellos en el vestuario y se mostró muy comunicativo en el campo. Sus dos grandes reclamaciones a los muchachos fueron dos arengas. Antes de comenzar les pidió: «¿Quiero que sean chulos!». Durante los ejercicios les insistió en que «hay que tener creatividad».

De cara a que se integren en la primera plantilla, los seis jugadores de las categorías inferiores que han sido convocados para hoy han quedado citados para el desayuno conjunto de cada día de los profesionales.

Caparrós siempre ha tenido a gala ser un entrenador a quien no le tiembla el pulso a la hora de dar oportunidades a los jóvenes. En el Sevilla hizo saltar al fútbol profesional a José Antonio Reyes, ahora en el Atlético de Madrid, y Diego Capel, con 16 años.

Durante la pretemporada, Caparrós ya avisó de su intención de reclutar a jugadores jóvenes que, a medio-largo plazo, tuvieran categoría suficiente como para entrar en un vestuario de élite. No era un farol. El primer 'caramelo' para los canteranos llegó en forma de convocatoria para el 'stage' que el Athletic llevó a cabo en pretemporada en Covaleda (Soria) durante una semana. Caparrós completó la expedición con Ismael, Eraña, Susaeta, Raúl e Iker Muniain, con apenas 14 años entonces, pero que no llegó a entrenarse por una inoportuna lesión.

Pero no fue éste su único gesto. Una vez iniciada la campaña comenzó a realizar entrenamientos de tecnificación con chicos de la cantera. En cuanto el equipo cayó eliminado de la Copa, su programa pasó a una segunda fase, que arranca hoy. Organizará los miércoles partidos con equipos vizcaínos de Tercera y Segunda B y en ellos dará entrada a las perlas de la cantera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...