miércoles, febrero 06, 2008

Gasol se sale en su debut


Espectacular, enorme, soberbio... No hay calificativos para describir el debut triunfal de Pau Gasol con Los Angeles Lakers ante los Nets (90-105). Ni en sus mejores sueños el de Sant Boi hubiera imaginado un estreno así. 24 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias. Números de estrella, de All-Star, de un jugador que merece ser un laker.

La noche empezó muy bien. A pesar de llevar un par de entrenamientos con su nuevo equipo, Phil Jackson colocó a Gasol en el quinteto titular ante los Nets. Pau saltó al Izod Center con el 16 a la espalda en esa camiseta de color púrpura y oro que está reservada para unos pocos. Gasol apenas tardó un par de minutos en lograr sus primeros puntos con los Lakers.

Dos espectaculares mates fueron su carta de presentación en Nueva Jersey. Sin embargo, dos faltas personales en los primeros minutos le relegaron al banquillo. Los nervios del debut atenazaron a Pau que se mostró despistado y descolocado en defensa. Algo totalmente comprensible si tenemos en cuenta que está en plena adaptación.

Tras un segundo cuarto bastante discreto, con sólo dos puntos y con otra falta personal que obligó a Phil Jackson a sustituirle, Gasol logró quitarse el corsé en forma de debut que le impedía brillar como una estrella. Tras el paso por los vestuarios, Pau dio todo un recital en ataque, cerrando el tercer parcial con 13 puntos y 7 rebotes. Su primer doble-doble estaba a la vuelta de la esquina.

Gasol no se achantó en ningún momento, pidió el balón, tomó responsabilidades en ataque y se encargó de maquillar junto a un desatado Fisher, máximo anotador del partido con 28 puntos, el pésimo partido de Kobe Bryant. La estrella de los Lakers sólo pudo anotar 6 puntos cuando está acostumbrado a hacer más de 30 por partido. Pero hoy era la noche de Gasol.


El último cuarto fue toda una exhibición de fuerza y poder de Pau. Anotó once puntos más, para acabar siendo el segundo máximo anotador de su equipo con 24 puntos, y capturó en total 12 rebotes para firmar su primer doble-doble como laker.

Pero lo más importante fue que se integró por completo en el juego de los Lakers y encontró una complicidad con Kobe Bryant que puede ser letal en el futuro. Fue el broche a una noche histórica en el que predominó el color púrpura de la camiseta de Pau Gasol con su 16 a la espalda.

Fuente:
marca.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...