lunes, febrero 25, 2008

La monja y los sellos

Una monja preocupada por su salud, decide visitar a su ginecólogo para contarle un caso muy particular.

Y le dice a su médico:

“Sr. Doctor, creo que tengo un pequeño problema. Cuando me viene la regla, no me sale mucha sangre, pero lo más extraño es que también me salen sellos de correos por la vagina!"

El médico, asombrado, exclama:

“Querida hermana, ¡eso es imposible!

A no ser que usted sea un fenómeno de la naturaleza! Sólo queda una solución, que yo lo compruebe por mí mismo!“
“Desvístase, hermana, y recuéstese sobre mi mesa para que yo la pueda auscultar“

El médico se acerca a la monja, examina la “cosa“ y de repente empieza a reirse hasta salirle las lágrimas de los ojos.

La monja, muy preocupada, pregunta:
"Doctor, ¿qué pasa?"

A lo que el médico contesta: "Hermana, esto no son sellos de correos..."

“Sino etiquetas adhesivas de un marca de plátanos!“

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...