viernes, febrero 01, 2008

Sarkozy y Bruni se querellan contra Ryanair


Nicolas Sarkozy y Carla Bruni exigieron ayer una indemnización a la compañía aérea Ryanair por haber publicado sin autorización una foto de la pareja con fines publicitarios. El presidente francés pide un euro simbólico y su novia reclama medio millón, la tarifa media de los derechos de utilización de su imagen. La firma irlandesa ofreció 5.000 euros para una obra caritativa. El pleito quedó visto para sentencia que será comunicada el próximo martes.

«Con Ryanair toda mi familia puede venir a mi boda». La frase, puesta en labios de Bruni, preside el anuncio aparecido el lunes en el diario 'Le Parisien'. Sarkozy se querelló por «una cuestión de principios», explicó su portavoz, David Martinon. La maniquí y cantante italiana, con contrato en vigor con la casa automovilística Lancia, porque «es su oficio, su imagen y sufre un perjuicio financiero», diferenció.

«Bruni pide 500.000 veces más que el presidente», observó en la vista el abogado de Ryanair, Francis Taitgen. «Pero no es la foto de una cantante. Es una foto de una mujer con el hombre que ama. Cuando se tiene la inmensa felicidad de la gloria y de la notoriedad, se aceptan los inconvenientes y la idea de tener la piel de la espalda más espesa», argumentó.

Tras presentar las disculpas «públicas y profundas» de la compañía irlandesa de bajo coste, su defensor alegó que no había pretendido actuar de manera «hiriente o atentatoria a la dignidad de nadie». El donativo ofrecido iría destinado a la asociación benéfica que «Sarkozy y Bruni nos indiquen».

Thierry Herzog, abogado de la pareja, presentó al tribunal un certificado del agente de Bruni con las tarifas profesionales de la «maniquí, autora, compositora e intérprete de talento». «Ryanair es reincidente porque, por lo menos, es la tercera vez que atribuye relaciones reales o supuestas a hombres políticos», recordó.

Hábil explotadora de la provocación con interés comercial, la compañía planea a menudo por la política de bajos vuelos. Los jefes de los gobiernos polaco, Jaroslaw Kaczynski; sueco, Göran Persson; y español, José Luis Rodríguez Zapatero, han sido víctimas recientes de los pioneros de esta nueva forma de piratería aérea.

Aparte de la buscada publicidad gratuita, en Francia han conseguido quebrar la tradición entre los inquilinos del Elíseo, por ende presidentes de la magistratura, de no acudir a los tribunales durante su mandato. El único precedente data del 4 de abril de 1970 cuando Georges Pompidou logró el secuestro del semanario 'L'Express' por culpa de un anuncio.

Los creativos habían utilizado una foto del entonces presidente, asiduo de la Costa Azul, al timón de una lancha fuera borda en una campaña para los motores Mercury. La idea fue de un joven publicitario que acababa de co-fundar la agencia emblemática de los 'hijos de pub'.

Jacques Seguela, aquel irreverente, acompañó luego al socialista François Mitterrand hasta el Elíseo con su lema 'La fuerza tranquila'. El pasado octubre organizó en su casa la cena en la que se conocieron los dos querellantes más famosos del país: Nico y Carla. Un amor de despegue inmediato.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...