jueves, febrero 28, 2008

Vuelve Zafón


Al poco, figuras de vapor, padre e hijo se confunden entre el gentío de las Ramblas, sus pasos para siempre perdidos en la sombra del viento». La primavera de 2001, Carlos Ruiz Zafón conversaba sobre 'La sombra del viento'. Siete años después, la gran novela española de la década ha vendido más de 10 millones de ejemplares en todo el mundo y ha sido traducida en cincuenta países.

«Lo que vas a ver hoy, no se lo puedes contar a nadie», le dice su padre a David Sempere cuando se adentran en el Cementerio de los Libros Olvidados. Ruiz Zafón ha dado a las imprentas de Planeta el segundo título de su brumosa tetralogía barcelonesa. Sabemos que hay libro, pero desconocemos el título que su editor aún no quiere desvelar.

Ruiz Zafón ha pergeñado «una novela de intriga diabólica en la Barcelona de la Exposición de 1929. Y hasta aquí puedo leer». El éxito de 'La sombra del viento' le tuvo atrapado un trienio en las redes del éxito editorial; entretenido en presentaciones y simposios que sólo interesan a los escritores que no escriben, y que a Ruiz Zafón le producen migraña. Cada vez que le tentaban a meterse en la «vida literaria» se ponía guantes, «porque eso no tiene mucho de vida, y mucho menos de literaria».

Su proyecto inicial se situaba en la Barcelona donde murió Gaudí en 1926, pero fue mutando. «Tenía una premisa para cada libro del ciclo, pero el enfoque de este segundo título, escrito en los últimos dos años, ha ido cambiando hasta alcanzar la versión definitiva». La estructura de tetralogía, añade Ruiz Zafón, «no significa que esta segunda novela sea una continuación de la primera: aparece David Sempere, su padre y el Cementerio de los Libros Olvidados, pero no se trata de un nuevo caso del protagonista, sino de una conexión temática, ambiental y de personajes».

La trama y los ambientes son barceloneses al cien por cien: Pedralbes, Vallvidrera y el casco antiguo de la ciudad. El nudo argumental mantiene su textura trágica. Los personajes familiares al lector se conjugan con otros nuevos, como el redactor jefe de un diario barcelonés que orienta a David cuando lo ve perdido en los vericuetos de una aventura tan gótica como en la primera novela, pero aliñada con la angostura de un humor diabólico, deudor, tal vez, de la afición de Ruiz Zafón por los cómics.

Se calcula que Planeta lanzará un millón de ejemplares de una tacada, con gran aparato logístico y promocional. La novela verá la luz el jueves 17 de abril, en vísperas del Día del Libro de Sant Jordi. La fecha poco importa para una obra que se vende sola, sin necesidad de otros acicates que la expectación que ha suscitado tan largo periodo de gestación.

Su agente Antonia Kerrigan confiesa: «Tengo media Europa encima de mi cabeza. Los editores extranjeros me están presionando para conseguir derechos de traducción». En medio de tanto revuelo, Ruiz Zafón sólo busca poner un océano de por medio, en este caso el Atlántico: «Lo cierto es que he acabado el libro hace unos pocos días y estoy muy fatigado. El lunes volaré a Los Ángeles y allí permaneceré por un mes y medio». Cuando regrese, se encontrará una agenda colapsada por compromisos. Sabe que el oficio de escritor no se limita hoy a crear la obra, sino a «defenderla en la jungla». La nueva novela de su tetralogía, esa «hermana perversa» de su título fundacional, es «justamente lo que pretendía hacer, para bien o para mal». Tras los últimos retoques, el autor barcelonés ha «soltado» finalmente el manuscrito que estuvo cincelando hasta el último detalle.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...