lunes, abril 28, 2008

El Guggenheim traerá a Murakami y

El Guggenheim Bilbao tendrá un inusitado acento asiático en la primera parte de 2009, época en que recibirá sendas muestras de artistas de aquel continente: la primera, en febrero, será una retrospectiva de Takashi Murakami, la última sensación del arte japonés de hoy en día, con sus coloristas obras de una figuración enraizada en el cómic y la cultura popular nipona; la segunda, en abril y que pasará el verano en Bilbao, presentará una visión igualmente pormenorizada del chino Cai Guo-Qiang; cuyas espectaculares instalaciones de automóviles cuelgan esta primavera en el atrio del Guggenheim de Nueva York.

La obra de Takashi Murakami (Tokio, 1963) se desarrolla tanto en instalaciones como en composiciones pictóricas que expresan aparentes historietas en evolución.


En la imagen le vemos junto a su escultura 'Miss ko2'.

Es como una síntesis del comic manga y los dibujos de Walt Disney llevados al cine y la televisión; sus piezas están protagonizadas por minimalistas personajes que adquieren vida artística -a veces en procaces ademanes-, reproducidos como muñecos hinchables, pero en materiales sólidos.

Murakami, que es doctor en pintura tradicional japonesa, gobierna una factoría de producciones artísticas llamada Kaikai Kiki, con un centenar de empleados que no sólo se ocupan de fabricar sus piezas y las de otros creadores, sino también numerosos artículos de merchandising. Es un artista requerido para la creación de diseños por firmas como Louis Vuitton, Nissan e Issey Miyake.

Muchos comparan su actitud de artista con la cínica y mercantilista visión del arte de Andy Warhol. De hecho, la muestra que llegará a Bilbao incluye una tienda de Louis Vuitton con productos de edición limitada personalizados por Murakami, lo que ha reavivado en en EE UU la vieja controversia entre arte y negocio.

Cai Guo-Quiang (Quanzhou, 1957) es conocido por sus trabajos basados en la pirotecnia y sus dibujos realizados con pólvora, aunque su obra, de mucha más fuerza de la del japonés, incluye trabajos en proceso con coches que parecen saltar por los aires, animales disecados y estraños artectos inservibles.



Su retrospectiva, que ahora está en el Guggenheim de la Quinta Avenida y este verano será presentada en Pekín, en el marco de los Juegos Olímpicos -él diseña además la ceremonias oficiales del evento mundial- se verá en Bilbao de abril a septiembre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...