martes, abril 01, 2008

Entrevista con Adam Tolkien sobre Los Hijos de Hurin

Debido a la reciente publicación de Les Enfants de Hurin, la edición francesa de Los Hijos de Hurin, L'express Livres, una web francesa, ha publicado una entrevista con Adam Tolkien, el nieto del Maestro, en referencia al libro y algunas otras cuestiones... Aquí la tenéis íntegra

Tolkien no es un negocio
por François Busnel

¿Por medio de qué clase de magia puede uno publicar un nuevo libro de Tolkien treinta y cinco años después de su muerte? El nieto del autor de El Señor de los Anillos explica la genésis de Los Hijos de Hurin, una epopeya ensamblada como un puzle, "en el espíritu" del Maestro de la fantasía heroica.

Los Hijos de Hurin, que no tiene nada que ver con el fondo del barril, es una gran epopeya, legible por todos aquellos que todavía no han conocido el universo de El Señor de los Anillos y que, para los fans, muestra algunas de las claves de La Historia de la Tierra Media. Iniciado en las trincheras por J.R.R. Tolkien, durante la Primera Guerra Mundial, aparece finalmente gracias al trabajo arqueológico de su hijo, Christopher, y ayudado por su nieto, Adam.
Adam Tolkien, 38 años, no recogerá el testigo, pero está de acuerdo con contar bajo qué condiciones este texto llegó a la luz. Permite comprender por qué J.R.R. Tolkien no puede ser reducido a un autor de fantasía heróica, sino que de hecho es uno de los novelistas más importantes del siglo XX.

P: ¿Cuándo fue originalmente escrito Los Hijos de Hurin?

Adam Tolkien: La primera versión de Los Hijos de Hurin se retrotae a 1916, cuando J.R.R. Tolkien era soldado en la Batalla de Somme. Los Hijos de Hurin es, sin duda, una de las primeras historias que escribió y elaboró. Luego, escribió una versión diferente para lo que el consideraba su obra magna, El Silmarillion. Sin embargo, todos los editores a los que presentó El Silmarillion rechazarón publicarlo. Mi abuelo acababa de publicar con éxito El Hobbit y los editores querían una continuación, un cuento sobre hobbits. Así que Tolkien empezó a escribir El Señor de los Anillos.

P: Así pues, ¿el editor pidió El Señor de los Anillos?

Adam Tolkien: Sí, en efecto. Tolkien no había previsto escribirlo. Había abandonado completamente El Silmarillion, que representaba su piedra filosofal. Durante cerca de quince años, fue completamente devoto a esta orden. Se dejó atrapar por los mundos que inventaba. Después de terminar El Señor de los Anillos volvió a Los Hijos de Hurin.

P: Los Hijos de Hurin se parecen mucho más a El Señor de los Anillos que a El Silmarillion, se puede leer con mucha más facilidad: ¿Cómo explicas esto?

Adam Tolkien: Por la evolución de mi abuelo. El Silmarillion es una epopeya. El estilo es como un poco bíblico.

P: A veces incluso hermético...

Adam Tolkien: Quizás sí. Pero cuando hubo escrito El Señor de los Anillos, Tolkien cambió sus intereses hacia la psicología de sus personajes. Cuando retomo Los Hijos de Hurin, había modificado completamente su forma de escribir. Estaba mucho más interesado en las historias de lo cotidiano, en la vida de sus personajes, que a la evolución de los mundos que había creado.

P: Pero ¿por qué escribió tres versiones?

Adam Tolkien: Mi abuelo escribía mucho pero era muy desorganizado. Escribía en todo lo que caía en sus manos. Por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, en la parte de atrás de los ejercicios de sus alumnos... La primera versión, la de 1916, es una obra de juventud relativamente corta. Es la versión publicada en Los Cuentos Inconclusos. En la década de los 30, completó la historia con una segunda versión, breve, que era más que nada una sinopsis. Más tarde comenzó una tercera versión en los años 50. Mi padre, Christopher Tolkien, ha hecho un montaje a partir de estas versiones, así que como de otros fragmentos.

P: Es decir, una reunión...

Adam Tolkien: Mi padre conocía muy bien a J.R.R. Tolkien y su obra. Como él, fue profesor de filología en Oxford. Además, ha trabajado durante treinta años en los papeles de mi abuelo, para ponerlos en orden y publicar El Silmarillion y los volúmenes de La Historia de la Tierra Media, que trazan el desarrollo de su mundo y de sus mitos fundadores. Tenía pues un conocimiento suficiente para efectuar el montaje de Los Hijos de Hurin, que, además, tenía suficientes partes escritas para que pudiera hacerlo sin tener que re-escribir nada.

P: ¿Existen otras historias inacabadas de J.R.R. Tolkien que pudieran ser "montadas"?

Adam Tolkien: Hay otros cuentos, pero que tienen mucho menos material que esta historia. Mi padre siempre ha rechazado hacer con ellos un libro coherente y, sin duda, no lo hará jamás. Y además, yo tampoco. No queremos hacer negocio del nombre de Tolkien.

P: Pero, si la historia estaba casi terminada, por qué se ha publicado tan tardíamente, treinta y cinco años después de la muerte de Tolkien?

Adam Tolkien: Porque mi padre en primer lugar trabajó en El Silmarillion y después en los 12 volúmenes de la Historia de la Tierra Media, siguiendo la voluntad de su padre, que lo había nombrado su albacea literario. No empezó a trabajar en Los Hijos de Hurin hasta 1996. Pero ni siquiera entonces estaba persuadido de la utilidad de publicar esta historia. ¡Y estaba muy cansado! Después vinieron las tres películas de Peter Jackson, que no nos concernían directamente.

P: ¿Cómo es eso?

Adam Tolkien: Los derechos fueron vendidos por mi abuelo en 1967. No teníamos ningún derecho a participar. Lo más simple entonces era no preocuparse para nada. Cuando se estrenaron, mi padre realmente descansó de toda la obra de Tolkien por un tiempo.

P: ¿Qué piensa Ud. de las películas?

Adam Tolkien: Mi punto de vista depende de un hecho totalmente personal: no soy muy fan de estas epopeyas hollywoodienses. Me gustaban mucho las primeras películas de Peter Jackson, pero, vista la inmensa talla de su empresa, pienso que ha perdido el aire y la poesía de Tolkien. Los decorados son muy hermosos, porque son reales, pero los efectos especiales no lo son tanto, sólo hay que verlos... A mi me habría gustado más ver otra cosa, una ambientación como la de El Séptimo Sello, de Bergman. Habría sido interesante hacer una serie, que permitiría desarrollarlo sin perder el aire.

P: Volvamos a Los Hijos de Hurin, ¿Es una obra de J.R.R. Tolkien o de Christopher Tolkien?

Adam Tolkien: De los dos. Mi padre no ha añadido nada, pero le ha dado forma, restableciendo las relaciones entre las historias, creando una lógica para decidir utilizar tal o cuál versión. El trabajo de filólogo ha ayudado a descifrar los viejos textos. Pero, si miramos bien el libro, se aprecia se puede considerar como uno de los pilares de la obra de Tolkien: la historia de Los Hijos de Hurin está brevemente presente en El Señor de los Anillos y es una parte muy importante de El Silmarillion.

Fuente:
espadaybrujeria.com

Mas aqui:
http://livres.lexpress.fr/entretien.asp/idC=13639/idR=5/idG=4

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...